Toñi Moreno se sinceraba hace una semana y hacía público el distanciamiento con María José Campanario. Según ella, el motivo no era otro que su amistad con Belén Esteban: "Puedo quererte muchísimo, pero también puedo querer muchísimo a Belén. Puedo entender tu posición y la de Belén, porque cada una tenéis vuestro sufrimiento. Solo te digo, amiga, que estoy aquí para cuando quieras", le dijo dejando mudo a todo el mundo.

Artículo relacionado

Tras la reacción de la de Paracuellos en la que le decía que "no merecía la pena" intentar mantener una amistad con alguien así, parece que la presentadora ha recuperado el contacto con la mujer de Jesulín de Ubrique. Este fin de semana, Toñi desvelaba en 'Viva la vida' que había retomado el contacto con Campanario en plena polémica por conocer cuál fue su verdadero papel en la nula relación del torero con su hija Andrea Janeiro: "Me dijo que estaba muy bien, que estaba en un momento de salud fantástico".

Toñi Moreno

En medio de esa conversación, María José, que se encuentra al lado de su marido debido al delicado estado de salud de Humberto Janeiro, le quiso aclarar a la andaluza que no tenía ningún problema con ella y negó tajantemente que se hubiera distanciado por culpa de la colaboradora de 'Sálvame': "Me dijo que no estaba enfadada conmigo y que a lo mejor tuvo un momento complicado por su estado de salud. También me dijo que yo podía ser amiga de Belén y de ella, y que no hay problema", sentenciaba visiblemente contenta con este acercamiento.

Parece que al margen de la guerra histórica que existe entre Belén y María José, Toñi podrá seguir disfrutando de la amistad de ambas sin reproches, algo que le agrada profundamente y es que llevaba aproximadamente un año sin contacto con la odontóloga, una separación que afortunadamente se ha solventado tras la petición pública de la presentadora.