Soraya es una enamorada de Marruecos y acaba de viajar a Marrakech, donde tenía que actuar en La Palmeraie. Allí, la organización dispuso para ella y su equipo una tradicional jaima, esas típicas tiendas que utilizan los nómadas en el desierto. Pero no era una jaima normal, sino una preparada para una estrella como ella, con todo lujo de detalles: sofá, agua caliente, ducha, WC... y mucha comida.

Artículo relacionado

"Este lugar tiene magia", dijo Soraya. "Me reafirmo en mi amor por Marruecos. Todo esto me encanta. ¿Os imagináis lo súper erótico que es una jaima de estas en medio del desierto para una pareja?". La pregunta tenía un claro destinatario: Miguel Ángel, su chico, que tendrá que tomar nota de lo que realmente le pone a su mujer.

Soraya se encuentra tan a gusto en Marruecos que tiene el convencimiento de que en una vida anterior ella nació en este país. Para su actuación en La Palmeraie, la cantante eligió un mono de Alma Modas, "muy cómodo, sobre todo para bailar", un estilo que le gusta mucho y que suele utilizar sobre el escenario.