Soraya ya puede respirar tranquila. Después de más de una semana, la cantante ya está en casa con la pequeña Manuela. Si la artista no había tenido suficiente con las críticas por su comportamiento como madre y las injustas burlas hacia su hija, una intolerancia a la lactosa unida a una pequeña infección de orina han tenido a la niña ingresada en observación y tratamiento en un hospital madrileño.

Artículo relacionado

Sin embargo, la familia al completo ya se encuentra de vuelta en su hogar. La artista ha querido compartir a través de su perfil de Instagram un enternecedor vídeo de la pequeña y ha dado las gracias al personal médico y sanitario por las atenciones que han prestado a su hija durante su estancia en el centro hospitalario.

Ha sido el padre de la pequeña, Miguel Ángel Herrera, el encargado de recoger a la niña y a la cantante cuando ha recibido el alta, aompañado de los abuelos maternos y de la abuela paterna. Tanto él como Soraya han estado muy pendientes en todo momento de la evolución de la niña, que el pasado 24 de marzo empezó a sufrir fuertes vómitos.

Tras los difíciles momentos que ha sufrido la pareja, ahora les toca disfrutar de la pequeña Manuela, que desde su llegada al mundo se ha convertido en la auténtica reina de la casa.