Selena Gómez es una de las personalidades con más seguidores en las redes sociales. Solo en Instagram, 150 millones de personas siguen las actualizaciones que la actriz y cantante comparte en esta plataforma. En Twitter, suma casi 60 millones. Selena está en el disparadero desde niña, y ha sufrido el lado oscuro de las redes. Así lo ha manifestado durante una rueda de prensa en el festival de Cannes, donde ha asegurado: "Las redes sociales son terribles para mi generación, tienen un impacto terrible en los niños".

Artículo relacionado

En 'The Dead Don' t Die', la película que ha estrenado en el festival de cine francés, Selena da vida a una una chica obsesionada por tener conexión a internet en todo momento. Este personaje le ha servido para sincerarse sobre su experiencia en las redes. "Agradezco tener una plataforma como Instagram, pero veo a esas chicas... las conozco en los 'meet&greets' y me hablan de que sufren bullying y no lo pueden evitar. Yo tendría cuidado y pondría límite a su uso, pero a día de hoy, es imposible".

Selena, que un día fue la persona con más seguidores de Instagram del mundo, actualmente solo comparte cuatro publicaciones al mes y la mayoría son compromisos publicitarios (su otra gran fuente de ingresos además de sus trabajos en la música y el cine). En varias ocasiones, la actriz ha decidido tomarse un descanso de las redes. La última, en septiembre del año pasado.

Estuvo tres meses ausente y fuentes cercanas a ella aseguraron que lo hizo porque su presencia en las redes le afectaba a su salud mental. De hecho, durante esa pausa la actriz ingresó durante tres meses en un centro de salud mental.

Y es que la relación de la actriz con su figura pública parece ser bastante compleja. En una entrevista que concedió a Elle durante este descanso, confesó: "Yo no tengo mi contraseña de Instagram. No tengo apps en el móvil, solo un juego", también reveló que sube sus posts desde el teléfono de una amiga, que tiene acceso a su cuenta.