Sara Carbonero ha compartido varias imágenes de las dos celebraciones de su 34 cumpleaños. La primera de ellas fue en su casa de Oporto, con Iker y los dos hijos de ambos, Martín, de cuatro años, y Lucas, de uno y medio. Los niños fueron los encargados de elegir la tarta para su madre y optaron por una muy especial: de Pocahontas. Y es que así ven ellos a su madre: una princesa morena, de pelo largo y ojos claros. A los niños no les falta razón, pues Sara Carbonero ya se da un aire a la princesa india de Disney.

Artículo relacionado

Globos, flores y alegría. Un cumpleaños siempre es un buen motivo para celebrar y así fue en el hogar de los Casillas-Carbonero. Claro que por la noche, la celebración fue para los adultos. El matrimonio salió a cenar con el grupo de amigos que ha formado en Oporto desde que Casillas firmó por el equipo de los dragones y se trasladó a vivir a la ciudad portuguesa.

Tras la cena llegó otro pastel, este con un juego de sopa de letras en el que estaban señaladas algunas palabras muy significativas para Sara, como Porto, Madrid, saudade (morriña), parabens (felicidades) o Slowlove, la firma de moda on line que posee junto a sus amigas y socias Isabel Jiménez y Mayra del Pilar. Sara comentó que era "la mejor tarta del mundo", tal y como escribió en su cuenta de Instagram.

En esta misma red social, la periodista expresó cómo se sentía después de una jornada tan especial. "FELIZEDAD. Muchísimas gracias a todos por los mensajes de felicitación y las muestras de cariño. Y gracias también a mi familia, a la de verdad y a la que he elegido aquí en Porto, por hacer de la de ayer una noche muy especial. Me encanta hacerme mayor, las cosas se vuelven simplemente más fascinantes".