Sara Carbonero por fin está disfrutando de sus vacaciones en su lugar favorito. Si hay un sitio en el que la mujer de Iker Casillas se encuentra bien, en calma y es feliz junto a sus hijos ese es Corral de Almaguer, el pueblo de Toledo en el que pasó su infancia. Cada vez que tiene oportunidad viaja hasta allí, y no hay verano en el que no pase en esta localidad algunos días en los que siempre se reencuentra con sus amigos de toda la vida. Ahora que la temporada de fútbol ha terminado, el matrimonio compuesto por la periodista y el futbolista ha puesto rumbo a la casa que tienen en este pueblo junto a sus pequeños Martín y Lucas. Y allí Sara ha vivido un momento de lo más nostálgico con el que se ha trasladado a su infancia.

Artículo relacionado

La presentadora se ha sentado en un lugar muy especial para ella, protagonizando un instante de lo más tierno que no ha dudado en compartir con sus seguidores. Sara ha publicado una fotografía en la que aparece sentada en una mecedora y junto a la imagen ha escrito “mecedora con historia, donde me dormía mi madre cuando era bebé”. La mujer de Iker Casillas se ha sentado en esta pieza tan significativa para ella y en la foto transmite una imagen de lo más calmada. Una clara muestra de lo bien que se siente en este lugar y de lo mucho que le traslada a su infancia.

Sara Carbonero

Para Sara este verano está siendo de lo más especial. Podría ser su último verano entre España y Portugal ya que es posible que el futuro profesional de su marido esté en el Real Madrid como asesor del presidente del club. Si finalmente esto ocurre, el matrimonio regresaría a la capital y diría adiós a su vida portuguesa. Así que es muy probable que la intención de Sara este verano sea disfrutar de su familia pensando en todo lo bueno que está por venir y dejando atrás los malos momentos que han rodeado a ella y a su marido en los últimos tiempos.