Ha pasado un mes desde que Lecturas anunciara en exclusiva la ruptura de Iker Casillas y Sara Carbonero tras una década juntos y dos hijos en común. Días después, la ya expareja confirmaba la ruptura dejando claro que la amistad y el cariño entre ellos sigue intacto, tanto así que a lo largo de los días posteriores no dudaban en compartir momentos en familia.

Cada uno por su lado,Sara Carbonero está volcada en el cuidado de sus hijos y su infinidad de compromisos profesionales. De vuelta en Madrid tras vivir más de cinco años en Oporto, la periodista se ha refugiado en el cariño de sus amigos y es que a pesar de la falta de amor confiesa estar "en un buen momento".

Artículo recomendado

Sara Carbonero tiene EL TRUCO para lucir un simple chándal con mucho estilo

Sara Carbonero tiene EL TRUCO para lucir un simple chándal con mucho estilo

Sara Carbonero ha concedido una entrevista a El País con motivo del lanzamiento de su última colección de moda para Slow Love: "Era un sueño. Cuando creamos la marca no sabíamos muy bien qué iba a pasar...", confesaba con un brillo especial en sus ojos y es que bajo su punto de vista la moda es capaz de devolverle la ilusión: "Tenemos todos la tristeza instaurada y esto te ilusiona, te anima", manifestaba.

Sara Carbonero

Sara Carbonero en un gran momento tras su ruptura con Iker Casillas

Instagram @saracarbonero

Con la energía cargada hasta límites insospechados, Sara Carbonero no se corta y reconoce que en esta etapa de su vida tiene ganas de todo: "¡Me apunto a un bombardeo! Este es un buen momento, hay veces que estamos como en una etapa más para adentro y otras, ahora, que estamos más en explosión. A ver cuánto dura".

Respecto a su día a día, afirma que intenta hacerlo lo mejor posible como muchas mujeres trabajadoras. Suele llevar a sus dos hijos al colegio y también trata de recogerlos siempre que puede ya que su máxima es pasar tiempo con ellos: "Estamos en una época muy casera, como acabamos de mudarnos disfrutando un poco de la familia...", revelaba a la vez que soltaba un deseo al aire y es que en estos momentos de pandemia sueña con escapadas de fin de semana, mar y conciertos "¡hasta las multitudes!".