Este lunes, los colaboradores de 'Sálvame' han tenido la compleja tarea de dar su punto de vista a propósito de la guerra abierta que mantienen Kiko Matamoros y Makoke desde su separación, y que este fin de semana en 'Sábado Deluxe' vivió su episodio más tenso. Cada uno de los tertulianos tenía que elegir bando; sin embargo, pronto se han escuchado las primeras voces disidentes. La primera de ellas, ha sido la de Terelu, que se desmarcaba así de las reglas de la dinámica que había marcado la dirección del magacín.

Su decisión ha cogido a sus compañeros por sorpresa y, aunque ha encontrado una fuerte oposición en Kiko Hernández, la han acabado imitando Belén Esteban y Carlota Corredera. Y es que la vinculación emocional de Terelu con una persona ligada a esta difícil situación es enorme. Hasta tal punto que hace totalmente razonable una postura que sus jefes le han permitido mantenerla y defenderla.

Artículo relacionado

Mientras la relación de Kiko y Makoke se deteriora por cada nuevo choque, Terelu ha puesto el foco en Anita Matamoros, quien, a su entender, es "la que está sufriendo" toda la situación. Para la colaboradora, la joven 'influencer' es la auténtica "perjudicada" de esta guerra y no ha dudado en posicionarse a favor de ella. Tomando una silla entre ambas 'bancadas', la hija de María Teresa Campos revelaba que "los directores me han permitido posicionarme con esta persona, porque tengo una relación muy especial con ella y que ninguno de este programa tiene".

Belén Esteban también se ha sumado a la postura tomada por Terelu y Carlota Corredera también ha empatizado con el complejo papel de la hija de Kiko y Makoke, añadiendo: "No tengo palabras para expresar lo que tiene que ser mantenerse equidistante en esta guerra".