Se rompe en directo

Sálvame: La peor tarde para Lydia Lozano, acusada de alta traición a Kiko Matamoros

Abandona el plató entre lágrimas por su desencuentro con Kiko Matamoros

Actualizado a

1 /10

1 / 10

2 / 10

3 / 10

4 / 10

5 / 10

6 / 10

7 / 10

8 / 10

9 / 10

Nueva tarde difícil para Lydia Lozano en la que podríamos llamar su 'semana horribilis' en 'Sálvame'. Después de que le diagnosticaran tanorexia (obsesión por estar moreno) y que se filtraran las imágenes de sus vacaciones en las que hizo despegar un vuelo con más de media hora de retraso, ahora ha sido acusada de alta traición... Suerte que ya estamos a viernes.

La colaboradora se ha visto involucrada en una polémica que atañe, directamente, a Kiko Matamoros. Rafa Mora asegura que le han llegado mensajes, pantallazos e incluso audios donde Lydia se pone en contacto con la persona que filtra el vídeo comprometido de Matamoros "para que, por favor, lo niegue todo, incluso que se hubiera puesto en contacto con ella". En los audios, que el programa ha emitido, se escucha cómo la canaria pide al confidente que le mande el vídeo "en más calidad, porque esto así no lo puedo mostrar a producción porque se van a reír de mí". Ella, en todo momento, sostiene que su intención jamás a ha sido "llevarse el 50%" de la venta del vídeo, "en la vida lo haría", asegura.

Lozano, contra las cuerdas, se sentía injustamente atacada y creía que se habían sacado de contexto sus palabras. Belén Rodríguez, a su lado, ha sido un fuerte apoyo en el plató. "Yo la veo incapaz de vender a un compañero, porque siempre los protege. Y esto que ha hecho con Kiko Matamoros, que es su peor enemigo, lo ha hecho con más gente, porque ella podría haber dejado muy mal a Kiko. Y ella se ha mantenido fiel a sus principios y fiel a la protección que tiene sobre sus compañeros". Entonces Lydia se ha roto. La mujer sinónimo de mechas en Telecinco cree que no se valora que ella paralizó las conversaciones con la persona que le ofrecía las imágenes. "El valor no es lo que está haciendo Kiko. Igual que aquí sacamos cómo está Makoke en biquini todos los días en Instagram, es una historia de cómo se lo estaba pasando Kiko. Cuando a mí me mandan el último vídeo yo no vuelvo a hablar del tema. Y, por supuesto, que yo quería ver las imágenes. Por si era una historia, un montaje... Y, en cuanto me mandan el último vídeo, mi conversación se paraliza".

Al verla tan mal, Kiko Hernández quiso saber por qué se metía en ese lío, si no iba a traicionar a nadie, ella, más serena pero visiblemente dolida, le respondía "aquí nadie se queda con que yo no moví ni un dedo...". Tras esto, el drama de Lydia continuó, pero no en plató sino en ¡el baño! Hasta allí se desplazaron Belén y Terelu con el fin de intentar hacer sentirse mejor a su amiga.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?