Antonio David Flores es un hombre renovado. Tras 'GH VIP 7' ha reunido las fuerzas que necesitaba para coger impulso y salir del pozo en el que estaba metido tras tantos años de conflictos legales y personales con su ex mujer, Rocío Carrasco, y alejado de su trabajo en la televisión. Ahora, no solo está mejor anímicamente y se siente liberado, sino que ha sido fichado por 'Sálvame' como colaborador. Una nueva etapa feliz pero en la que sigue, de algún modo, presente la pena.

Artículo relacionado

Y así lo confesó este jueves desde su puesto de trabajo en el programa de las tardes de Telecinco. Antonio David junto al resto de colaboradores comentaban el encuentro de Paula Echevarría y David Bustamante en el festival de Navidad del colegio de su hija Daniella. La ex pareja, que ha protagonizado un complicado divorcio no exento de polémica, ha sido capaz de entenderse y compartir espacio y tiempo en armonía por el bien de su pequeña. Y el padre de Rocío Flores se muere de envidia.

"A mí lo que me gusta de esta pareja es que después de los problemas que han tenido con la separación puedan ir los dos a ver a su hija sin problemas", empezó relatando el colaborador de 'Sálvame' con el corazón en la mano. Y es que, siempre sincero, no ha tenido problemas en reconocer que a él le encantaría haber tenido una relación así con Rocío Carrasco, pero no ha sido posible y difícilmente será: "Es de envidiar. Yo jamás he tenido eso”.

Rocío Carrasco y Antonio David Flores nunca han logrado llegar a un entendimiento perdiéndose muchos momentos de sus hijos por evitar el encuentro. Y, lógicamente, tampoco están disfrutando en armonía del gran salto mediático que acaba de dar su hija Rocío, que tal y como ha desvelado en exclusiva Lecturas se encuentra cerrando su fichaje por 'Supervivientes 2020'.