Emma Roberts, actriz icono para las generaciones más jóvenes, igual que su tía lo fue para la anterior, se encuentra en Barcelona. La intérprete está rodando en la Ciudad Condal su próximo film, ‘Paradise Hills’, y, aprovechando que tiene hotelito gratis, su novio, el también actor Evan Peters, se ha pegado una escapada para verla, y de, paso, visitar todos los ‘hot spots’ de Barna.

La Chanel Oberlin de ‘Scream Queens’ lleva desde finales del mes de marzo paseando su melena rubia por Cataluña, compartiendo repasos de guión y confidencias con sus compañeros de film, entre los que destacan Eiza González, Jeremy Irvine y Mila Jovovich. El domingo, aprovechando el día libre de rodaje, ella y Evan salieron a disfrutar de la ciudad. La noche anterior, habían sido vistos cenando en un restaurante japonés con la del ‘Quinto Elemento’ y más gente del equipo. Pero el domingo era el día solo para ellos. Empezaron la mañana con un apetitosísimo brunch en el Federal Café (Carrer del Parlament, 39), donde Roberts tuvo un pequeño accidente con su café que acabó manchando el vestido de punto que estrenaba. Huevos, patatas, bacon y espinacas, y la pareja de estrellas de la factoría Ryan Murphy ya estaba repletos de energía para seguir con el 'turisteo'.

Artículo relacionado

Siguiente parada: El gato de Botero del Raval, fotito pal’Insta, y sigamos con la jornada que todavía quedaba lo más importante...¡La Sagrada Familia! Emma lleva un mes viviendo en Barcelona, pero Evan acababa de llegar así que le tenía que llevar sí o sí a la mayor atracción turística de la ciudad aunque ella ya la hubiera visitado. Lo que no había hecho era subir hasta arriba; lo que les permitió dos cosas, una vencer el pánico a las alturas (o casi) y dos, olvidarse del gimnasio en unos cuantos días. Tras este hito personal, la pareja se dirigió hacia un restaurante mexicano (la escalibada ya la dejan para otra ocasión, si eso ) donde se metieron entre pecho y espalda una buena ración de tacos de cochinita pibil y mole que acabaron con la fatiga que arrastraban tras la escalada ‘sagrada’.

A lo largo de este mes, Emma también ha visitado la costa, en concreto la playa de Santa Cristina, en Blanes. Uno de los rincones que el equipo de ‘Paradise Hills’ ha escogido como set de rodaje. El film, que cuenta con apoyo de TVE, está dirigido por la directora novel Alice Waddington que ha hecho realidad el guión que escribió su pareja, Nacho Vigalondo.

Una pena que el lunes le tocara trabajar pues Emma realmente habría disfrutado el día de San Jordi, puesto que es tan fanática de los libros que hasta ha fundado su propio club de lectura, y, cada mes, recomienda uno a sus miles de seguidores. Quizás, para mayo, toque un autor o autora catalanes.