Una celebración de cumpleaños rara la que vivió ayer Kiko Rivera. La familia se juntaba al completo en la casa que su madre tiene en Madrid para homenajear al Dj, que cumplía 33 años. Kiko, su mujer Irene Rosales, su hija Ana, su prima Anabel, su tío Agustín y su sobrino Alberto, fueron los asistentes a esta velada íntima en la que hubo una gran ausente: su hermana Isa.

Artículo relacionado

Dulce era la encargada de acercar en coche al hijo de Chabelita hasta la casa de la tonadillera. En la puerta, la esperaba Anabel, que recogía al pequeño para llevarlo a la fiesta de cumpleaños de su tío. La exniñera sigue sin acercar posiciones con la que fue su jefa, pero se sigue desviviendo por "su niña" Isa, y cada vez que la necesita, ella acude para echarle una mano. Sin hacer declaraciones, los invitados iban llegando a casa de Isabel Pantoja, dispuestos a pasar un buen rato todos juntos y ver a Kiko soplar las 33 velas de su pastel.

De nuevo, las cosas entre la pequeña de los Pantoja y su tío Agustín parece que vuelven a estar tensas, creando un cisma entre Chabelita y su familia. La joven Pantoja intenta por todos los medios no coincidir con el hermano de su madre, a pesar de que eso signifique sacrificar tiempo con su familia. Igualmente, con su hermano las cosas marchan a la perfección y le dejaba un bonito mensaje de felicitación a través de las redes sociales: "Ese que me escucha cuando estoy mal, cuando estoy bien, con mis locuras y con mis historias... y me lo hace ver todo simple y sencillo. Gracias por ser tú!! No soy de escribir textos, más bien soy de pocas palabras pero tal día como hoy, tenía que hacerte una mención. Te quiero muchísimo y espero que me sigas protegiendo como lo haces, porque aunque ya sea mayor, todavía necesito de ti. Felicidades al mejor hermano del mundo".

No están siendo momentos fáciles para el clan Pantoja. La cantante se encuentra en el ojo del huracán en su enfrentamiento con Jorge Javier Vázquez, situación que la obliga a permanecer en su casa en todo momento (solo la abandona para acudir a los ensayos). Además, la venta de entradas para sus conciertos de Madrid y Barcelona no están funcionando como esperaba. Kiko sigue enfrentado a su exmujer Jessica Bueno por la custodia de su hijo Francisquito, el otro gran ausente de su cumpleaños. Por otro lado, la polémica ha salpicado a Anabel Pantoja, que sufría una encerrona en 'Sálvame' hace unas tardes, cuando invitaban a Pepi Valladares, exempleada de su tía Isabel.