Rosario Matew fue una de las grandes protagonistas de 'La isla de las tentaciones 4'. La alicantina cayó en la tentación al igual que su pareja y aunque ambos decidieron romper su relación tras su paso por el reality protagonizaron una de las hogueras más emotivas de la edición. Ahora, convertida en toda una influencer, la joven, de 22 años, ha hablado por primera vez a través de su canal de Mtmad del retoque estético que le desfiguró la cara.

Artículo recomendado

Las lágrimas de Sandra Barneda al ser testigo de la dolorosa ruptura entre Álvaro y Rosario

Las lágrimas de Sandra Barneda al ser testigo de la dolorosa ruptura entre Álvaro y Rosario

Para intentar crear conciencia, Rosario ha contado su experiencia personal por no ponerse en manos de profesionales. Tenía 19 años cuando decidió retocarse los labios: "No tenía dinero y encontré un sitio medio clandestino que ponía labios por 160 euros. Al principio me veía genial, pero con el paso del tiempo se me han ido formando unas bolitas en el labio. Me pusieron polímero, un plástico que el cuerpo no absorbe nunca y que la única forma de quitar las bolitas es extrayéndolo", cuenta.

Esa no ha sido su única mala experiencia con los retoques estéticos. Hace solo unas semanas se realizó un aumento de labios, relleno de ojeras con ácido hialurónico y una marcación mandibular para perfeccionar el aspecto de su rostro y el resultado no fue el esperado. La joven sufrió una fuerte reacción alérgica que le provocó una fuerte hinchazón en los labios.

Rosario

Rosario comparte el estado en el que quedó su labio 

Mediaset

"Salí muy contenta de la clínica, pero conforme pasó una hora noté como se me empezaron a hinchar más y más los labios. A las dos horas estaban ardiendo. Estaba muy agobiada, solo quería llorar", recuerda todavía con el susto en el cuerpo. "Se me puso morado. Se me hinchó la cara... parecía un hámster", contaba.

Al parecer, Rosario cenó esa noche marisco y la fusión con el tratamiento le produjo una fuerte alergia de la que afortunadamente ya se ha recuperado.