A ojos de todos Rosanna Zanetti es una mujer bella y escultural. Después de dar a luz a dos hijos, la mujer de David Bisbal presume de tipazo y no duda en compartir sus mejores imágenes a través de su perfil de Instagram. Sin embargo, detrás de esa aparente seguridad se encuentra una joven que como todos esconde algún complejo.

La modelo venezolana, de 33 años, ha respondido algunas de las dudas de sus seguidores. "¿Si tuvieras algún complejo te operarías?", le preguntaba una fan y Rosanna no dudó en hablar de su experiencia personal. "Yo tengo el pecho operado pero no porque tuviese un complejo. Yo estaba muy feliz con mi pecho pequeño pero este complejo me lo generaron otras personas por los comentarios que hacían hacia mi cuerpo", se sinceraba.

Artículo recomendado

El moño alto de efecto lifting favorito de las celebrities que ha conquistado a Rosanna Zanetti

El moño alto de efecto lifting favorito de las celebrities que ha conquistado a Rosanna Zanetti

Finalmente, Rosanna decidió pasar por quirófano y se sometió a un aumento de pecho, una decisión de la que no está 100% orgullosa: "Me lo operé y no estoy del todo contenta con esa decisión porque no fue cien por cien mía sino por la influencia de los comentarios".

La venezolana ha reconocido que todavía hoy, años después de aquella operación, hay momentos en los que no se siente identificada con su "nueva" figura: "Antes no tenía ninguna restricción en tema de ropa y ahora hay cosas que no me pongo porque no me gusta lo que transmito". Rosanna ha reconocido que ha pensado en varias ocasiones quitarse las prótesis pero por el momento es algo que está en el aire.

Artículo recomendado

David Bisbal y Rosanna Zanetti: así es la lujosa casa de alquiler a la que se han mudado temporalmente

David Bisbal y Rosanna Zanetti: así es la lujosa casa de alquiler a la que se han mudado temporalmente

No es la primera vez que Rosanna Zanetti habla de sus complejos públicamente. Este verano, la venezolana reconocía que sus piernas siempre fueron su talón de Aquiles, una inseguridad que definió como un auténtico "trauma" y que arrastró durante toda su infancia pero con el tiempo consiguió aceptarse: "Desde pequeña tenía trauma con mis piernas por qué son muy delgadas", contaba.