Rosa Benito, que disfruta de unos días de descanso en Turquía, debe haberse llevado un buen susto cuando haya conocido la noticia del atentado que ha tenido lugar en pleno centro de Estambul. Antes de que el gobierno decidiera restringir el uso de las redes sociales, Rosa Benito pudo enviar un mensaje de tranquilidad a su familia y a sus seguidores. "Para los que me preguntáis …Todo bien! Seguimos con nuestra vida 🧿 GRACIAS 🍀", ha escrito en su cuenta de Instagram, seguramente, tras haber recibido muchas llamadas o mensajes para conocer si se encontraba bien.

Artículo recomendado

El tren de vida de Rosa Benito: cambia Nueva York por Estambul casi sin deshacer la maleta

El tren de vida de Rosa Benito: cambia Nueva York por Estambul casi sin deshacer la maleta
Rosa Benito

Rosa Benito posa delante de una de las imágenes más icónicas de Estambul, la mezquita de Santa Sofía.

Instagram @rosapepioficial

El atentado se ha perpetrado en el centro peatonal de Estambul. Había mucha gente a esas horas porque muy cerca se encuentra el estadio en el que se iba a jugar un partido de fútbol esta tarde que ha sido suspendido. A la hora de escribir esta información, al menos, se habían contabilizado seis muertos y 58 heridos.

Inicialmente, se creyó que había sido una explosión de gas, pero el presidente del país pidió que no se transmitieran por internet noticias falsas, según informó la periodista Sol Macaluso al programa 'Fiesta', pues también se encuentra en la ciudad turca. De hecho, comenzó a restringirse la cobertura de internet para que no se difundieran informaciones que indujeran a la confusión. Aunque de momento no se tiene noticias sobre la persona o grupo que haya podido hacerse responsable del mortal atentado, se cree que una joven que llevaba una mochila podría ser la sospechosa del crimen.

Sol Macaluso

La periodista Sol Macaluso también se encuentra de visita en Estambul.

Instagram @sol.macaluso

Rosa Benito llegó a Estambul hace apenas dos días y lo hizo procedente de Nueva York, ciudad en la que estuvo acompañando a su hija, Rosario Mohedano, que tenía un concierto contratado en la ciudad de los rascacielos. Rosa y su hija disfrutaron de esta pequeña escapada y, posteriormente, Rosa sorprendió con su viaje a Estambul.