No es que Lourdes León -Lola para amigos y conocidos- necesite mucho para acabar emparentada con una ceremonia de los Oscars. De hecho, su propia madre tiene una estatuilla en casa, pero esta vez poco tiene que ver Madonna en todo este lío. Resulta que la hija de la reina del pop ha saltado a la actualidad por haber mantenido un romance con uno de los nominados para esta edición de los premios. Un encuentro breve pero que dejó una profunda huella en ambos. Cuánta intriga, ¿no? La magia de Hollywood...

Artículo relacionado

Ser hija de una de las mayores estrellas de las últimas décadas tiene sus inconvenientes -y un buen puñado de ventajas-. No poder salir a la calle sin que una nube de fotógrafos capte cada uno de tus movimientos, por ejemplo. Algo a lo que Lourdes, la hija de Madonna y el bailarín Carlos León, lleva acostumbradísima desde su nacimiento. Aunque viendo lo poco en serio que se lo toma todo, no tiene pinta de que le importe mucho.

Casi por sorpresa, la hija de la cantante se ha visto relacionada con uno de los hombres del momento, una de esas jóvenes promesa que, de repente, termina acaparando toda la atención. Se trata de Timothée Chalamet, protagonista de Call me by your name y nominado al Oscar como mejor actor principal. ¡Pero bueno! ¿Cómo no nos habíamos enterado hasta ahora? El problema es que sí lo sabíamos pero no habíamos atado cabos.

Si echamos un poco la vista atrás, recordaremos que Lola tuvo un breve affaire con un compañero de instituto. Salieron, les pillaron los fotógrafos, cenaron, bailaron, se lo pasaron bien y ya poco más supimos de ellos. Lo normal cuando hablamos de jovencitos. La cuestión es que el tiempo pasa, claro, y estos post-adolescentes acaban triunfando y convirtiéndose en estrellas. ¡Los hay que tienen mucha suerte!

Lola y Timothée se conocieron en 2013, cuando ambos eran estudiantes del La Guardia High School of Music & Arts. Y como el roce hace el cariño, comenzaron una relación que duró poco. El propio Chalamet lo contó en una reciente entrevista con Andy Cohen cuando este recordó una vez que coincidieron bailando con la hija de Madonna. “Fue una buena noche”, aseguró el actor sin querer entrar en muchos detalles.

¿Cuánto tiempo estuvisteis saliendo?”, le preguntó el presentador. “¡Siguiente pregunta! Me largo de aquí”, bromeó Chalamet. El intérprete prefiere mantener su vida privada en un segundo plano. De hecho, su relación con Lola es la única que ha trascendido a la opinión pública -se aseguró que tenía un romance con Selena Gómez pero era todo parte de una película-. ¿Veremos a la hija de la cantante felicitándole si llega a llevarse el premio?

Tener como suegra a la ambición rubia es un sueño que muchos hubieran querido cumplir. A Timothée no parece que le hizo ninguna ilusión. Hay que ver como son estos millennials...