Llegar a este mundo bajo el peso de una saga familiar no es tarea sencilla. El peso de la fama, la exposición mediática y también la presión por el futuro hacen que muchas de las nuevas generaciones de 'celebrities' se entiendan y apoyen entre ellas. Compartir experiencias con los que han pasado por una vida similar siempre ayuda. Así lo ha dejado claro Alejandra Rubio en la que ha sido su primera intervención en televisión como colaboradora al lado de su madre. La hija de Terelu Campos entiende muchas cosas que le han ocurrido a Rocío Flores, aunque su relación no haya sido especialmente cercana.

Artículo relacionado

“Entiendo perfectamente lo que cuenta Rocío Flores”. Alejandra Rubio no podía evitar pronunciarse acerca del duro episodio que contó la hija de Antonio David sobre su paso por la escuela. “Pertenecer a una familia conocida no es fácil en el ámbito escolar”, aseguraba la hija de Terelu. Alejandra ha debutado como colaboradora de 'Viva la vida' y lo ha hecho al lado de su madre. “Ahora sé lo que sentía mi madre”, confesaba Terelu al recordar cuando ella empezó a trabajar con María Teresa Campos.

La relación entre Alejandra Rubio y Rocío Flores no ha sido lo cercana que hubiese podido ser de no haberse desarrollado así los acontecimientos. Tanto la madre de una como la de la otra son íntimas amigas -Alejandra llama a Rocío Carrasco su 'tía Rocío'- y mantienen un entendimiento muy estrecho. Claro que la separación de la hija de Rocío Jurado de sus hijos y la marcha al lado de su padre ha hecho que la relación con la familia Campos sea prácticamente nula.

Dos vidas más cercanas de lo que parece

Tanto Alejandra como Rocío han intentado pasar desapercibidas para el gran público a lo largo de su juventud. La nieta de María Teresa Campos se centraba en sus estudios y en intentar encontrar su camino mientras su madre y su abuela trabajaban en televisión. Llevar el peso de dos rostros tan queridos y carismáticos no es tarea fácil, aunque Alejandra está cogiendo ritmo y hasta Kiko Hernández, poco cercano a las Campos, ha reconocido que tiene una educación exquisita.

Rocío Flores, hasta su llegada como defensora de su padre en 'GH VIP', también había preferido estar lejos de la popularidad. La hija de Rocío Carrasco vivía refugiada en su familia y nunca había mostrado interés de convertirse en protagonista. Hasta que 'Supervivientes' llamó a su puerta, claro. Ahora, no solo es una de las concursantes mejor pagadas de la edición, sino el personaje principal al que todos quieren acercarse. Y es que la curiosidad acerca de la vida de Rocío y de su relación con su madre, Rocío Carrasco, es enorme.

De repente, tanto Alejandra como Rocío se han convertido en dos de las estrellas en ciernes de Mediaset. ¿Ha llegado el relevo generacional? ¿Nos encontramos ante un cambio que tendrá a las hijas de Rocío Carrasco y Terelu como protagonistas? ¿Cómo encajarán esta nueva fama y la forma de hacer televisión? Muchas dudas en el aire pero está claro que han llegado para quedarse.