Cuando el año pasado festejó su 24 cumpleaños de la forma más íntima nada hacía presagiar que solo unos meses después su vida daría un giro de 180º al tener que enfrentarse a las crudas revelaciones de su madre, Rocío Carrasco, tras más de una década de silencio.

Artículo relacionado

Convertida en colaboradora de televisión, Rocío Flores llega a los 25 años este miércoles en un momento un tanto convulso para ella y cuando ya se cuentan las semanas para la emisión de 'En el nombre de Rocío', la segunda parte de la docuserie donde Rocío Carrasco hará públicas las reflexiones más íntimas de Rocío Jurado.

Todo parecía estar en calma pero la reaparición sorpresa de la gran protagonista de este año ha removido las aguas de toda la familia. Eso sí, Rocío Flores se mantiene firme en su decisión de no hablar públicamente de nada referente a su progenitora. Si hay algo que no cambiará en este nuevo aniversario es que Rocío Flores no recibirá ninguna felicitación por parte de su madre. Rocío Carrasco sigue en un arduo proceso de recuperación y, por el momento, lo mejor es no tener contacto con sus hijos.

Rocío Flores celebra su cumpleaños por adelantado

La semana pasada, Rocío Flores era sorprendida por su círculo más íntimo con una fiesta sorpresa en Málaga. No faltó de nada, pero ahora todo el mundo se ha volcado en la nieta de Rocío Jurado para que viva un día inolvidable. Pero las celebraciones no se quedaban ahí... este martes, aprovechando el día festivo, la joven se reunió con sus amigas en un conocido local de la ciudad andaluza y sopló las velas de su 25 cumpleaños.

Rocío Flores

Rocío Flores sopla las velas de su 25 cumpleaños

Instagram @rotrece

A juzgar por el contenido que compartió en redes sociales, Rocío se lo pasó en grande y es que la hija de Rocío Carrasco ha aprendido a dejar a un lado los problemas y disfrutar del gran momento profesional y personal que está atravesando.