El paso de Rocío Flores por ‘Supervivientes 2020’ ha puesto en el centro de todas las miradas a Rocío Carrasco. La hija de ‘la más grande’ se ha convertido en una de las protagonistas involuntarias de esta edición del programa, en donde la joven le ha mandado más de un mensaje que ella, por el momento, ha decidido ignorar.

Artículo relacionado

Lejos de la televisión y sin seguir ‘Supervivientes 2020’, esta cuarentena no está siendo nada fácil para Rocío Carrasco. La hija de Rocío Jurado reaparecía a principios de año, con ruedas de prensa incluidas, para presentar el musical ‘Qué no daría yo por ser Rocío Jurado’. Un espectáculo dedicado a su madre en el que se ha implicado en cuerpo y alma. Sin embargo, el coronavirus ha trastocado todos los planes, con tan solo tres pases celebrados.

Por el momento, Rocío Carrasco, que es la productora del espectáculo, se ha visto obligada a aplazar los pases de la gira que se iban a celebrar en Adra, Carmona, Santiago de Compostela, Pamplona, Bilbao, Vigo y Pontevedra. Todos ellos se celebrarán entre agosto y diciembre de este mismo año.

Musical Rocío Jurado
'Qué no daría yo'

Sin embargo, los problemas de la hija de Rocío Jurado no terminan ahí. Las nuevas medidas implantadas por el Gobierno de España para los espectáculos culturales podrían afectar al musical de lleno. A la espera de saber las directrices de ‘la nueva normalidad’ a la que hace referencia el Ejecutivo, lo que sí que está claro es que, cuando abran de nuevo los teatros -algo previsto en la fase 2-, lo tendrán que hacer con una limitación de aforo de un tercio y con butaca preasignada.

Artículo relacionado

Una normativa que podría no llegar a afectar a Rocío Carrasco, ya que su próximo espectáculo está programado para el 24 de julio en Palma de Mallorca, cuando la situación puede que se haya restablecido. De no ser así, la hija de la cantante viviría un gran varapalo económico, ya que ha invertido mucho dinero en un musical que ya no sería tan rentable, por lo que le costaría recuperarlo. Eso sí, a pesar del incierto momento que vive el país, la taquilla no ha decaído y ya se han vendido más de la mitad de los pases en Baleares a un precio de 32 euros por entrada.

Musical Rocío Jurado

Con la inversión comprometida, lo que queda claro es que Rocío Carrasco no podría tener más ganas de que se restablezca la normalidad para disfrutar, como se merece, del espectáculo de su madre. Algo de lo que también tiene ganas la protagonista del musical, Anabel Dueñas, tal y como ha dejado claro a través de Instagram. “Sin saber cuándo... pero si las inmensas ganas de subir a esas tablas mágicas… Os mando 💪💪💪y responsabilidad”, escribía. Un futuro incierto, ante el que Rocío Carrasco podría perder mucho dinero.