Rocío Carrasco reconoció durante su entrevista en directo en el plató de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' que no se sentía preparada para hablar con su hija Rocío Flores tras 9 años sin relación alguna. La hija de Rocío Jurado reconoció que su hija le había llamado en tres ocasiones, no tantas como se ha contado, y en el episodio final de su docuserie ha desvelado la razón de este paso al frente de la hija de Antonio David Flores y la forma en la que intentó manipular a su madre.

Artículo relacionado

Rocío Carrasco, en concreto, ha hablado en el episodio 12, llamado 'Punto de Partida', que su hija le llamó efectivamente el 3 de diciembre del 2020 pero que no le cogió el teléfono porque sabía de sus verdaderas intenciones. "No me ha llamado varias veces, me llamó esa. No se lo cogí porque esa llamada se produce muy pocos días después de que a la mujer de su padre [Olga Moreno] le llegara la denuncia final por revelación de secretos y esa llamada era para eso, no era para nada bueno", ha explicado, a lo que ha añadido: "Solo me ha llamado una vez, ese día".

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco está convencida de que se hará justicia con ella.

Telecinco

Tras la emisión de los primeros episodios de la docuserie Rocío Flores ha intentado ponerse en contacto con su madre dos veces más pero Rocío Carrasco no cree que este sea el momento de que ambas hablen. Antes de esto, Rocío Flores solo había llamado a su madre una vez.

"Pese a lo que dicen... Eso de que mi hija me ha llamado en seis ocasiones y que yo no le he cogido el teléfono y le he dicho no llames, yo no soy su madre no es verdad... Quién me conozca una milésima parte sabe que eso no es verdad. Lo diga quien lo diga, no es cierto".