Despertó algún que otro recelo tras conocerse su nombre como presentador de 'OT 2017' pero gracias a su naturalidad, simpatía y profesionalidad, ha acabado destapándose como la gran revelación del programa. Roberto Leal no solo ha puesto el listón alto en su rol televisivo, sino también como pareja perfecta y hombre enamorado. Y es que se ha 'marcado' una felicitación de cumpleaños bonita y emocionante, que seguro ha ilusionado a la festejada, su mujer Sara Rubio. Estos últimos meses han sido los más especiales de su vida juntos, y la responsable de todo es una criatura adorable que llegaba al mundo en julio de 2017. Su hija Lola les tiene prendados el corazón desde la primera mirada y son muchos los momentos que comparten junto a ella y su simpática chihuahua Pepa.

Justamente, Roberto ha contado con la 'complicidad' de Lola y Pepa para conmover a su mujer en su 33 cumpleaños y confesar lo feliz que la periodista le ha hecho desde que está en su vida. Y si eso no fuera suficiente le dice lo preciosa que es para él, no una, sino dos veces. ASÍ, SÍ. Claro que sí. "Esta hermosa mujer que abraza con mucho amor cumple hoy 33 años. Qué afortunado soy. Qué afortunados somos ¿verdad, Lola? ¿Verdad, @soylapepa? Felicidades, vida. Muchas felicidades. Por muchos cumpleaños más juntos y en familia. Cada año más bonita ❤ #33cumpleaños#tequiero #osquiero".

Artículo relacionado

Para el presentador, su familia es lo más valioso en el mundo y sus palabras dejan claro que Sara, Lola, Pepa y él son uno. La suya es una historia de amor romántica y preciosa como pocas en el ámbito de la televisión. Ambos se conocieron el 'Espejo público', donde Leal era el copresentador y Rubio reportera. Desde que convergieron sus caminos sabían que estaban hechos el uno para el otro.

Desde las redes sociales, en las que son muy activos, han presumido de gran sintonía y de los muchos intereses que comparten y lo mucho que se apoyan siempre. En septiembre de 2015 se casaron después de una divertida y romántica pedida que, precisamente, coincidió con el cumpleaños de ella: "Le preparé una fiesta sorpresa a la que acudieron familia y amigos de Sevilla, Barcelona, Extremadura y Madrid. (...) Me hinqué de rodillas delante de todos (nadie lo sabía en ese bar) y le pedí matrimonio mientras dos amigos cantaban de fondo 'Love me tender' de Elvis Presley y con la que nos habíamos casado el verano pasado en Las Vegas. ¡Ni siquiera los que cantaban la canción sabían que era la excusa para ambientar la pedida! Fue muy bonito", contaba hace años en Vanitatis.