La segunda entrega de 'Lazos de Sangre' ha estado dedicada a la saga Flores y como no podía ser de otra manera, Rosario Flores y Lolita Flores han recordado los trágicos episodios de las muertes de su madre, Lola Flores, y su hermano, Antonio. De hecho, ha sido Rosario la que no ha dudado en asegurar que el fallecimiento de este último fue durísimo para ella: "Estaba destrozada. Yo quería matarme sin mi hermano. Él era más de arriba que de abajo. Fue un accidente. Se fue de la noche a la mañana".

Además, la intérprete está convencida de que el embarazo de su hija Lola se lo mandó su madre desde el cielo: "Sin Antonio yo me volví loca, pero a los ocho meses me quedé embarazada y se me acabó el destrozarme y el maltratarme".

Artículo relacionado

Lolita Flores también ha sido parte fundamental en este minidocumental y ha narrado cómo vivió ella todo lo relacionado con la muerte de su hermano: "Tras fallecer mi madre, él nos llamaba a Rosario y a mí y nos decía que no podía vivir sin ella. Le faltaba su luz. La muerte de Antonio fue un drama porque nadie se lo esperaba. Se murió de amor porque uno también se muere de eso. El amor es así, es incomprensible. Si mi hermana hubiese vivido a lo mejor no hubiésemos sacado los pies del tiesto en esos dos años que estuvimos todos desquiciados un poco. Es una pena que nos ha quedado a mi hermana y a mí para toda la vida".

De hecho, Enrique San Francisco, exnovio de Rosario y gran amigo de la familia, ha declarado en el programa que "su muerte nos pareció una broma de mal gusto hasta que lamentablemente supimos que era verdad. Pero Antonio no tenía ninguna intención de morirse".