Había preocupación este jueves por la tarde tras salir a la luz una noticia inesperada: Santiago Segura ingresaba en el hospital. Las razones no trascendían y el misterio alrededor de la salud del actor y director disparaba los rumores. Su secretaria se mostraba prudente y tampoco daba muchas explicaciones, aunque tranquilizó los ánimos asegurando que se trataba de una intervención sencilla. “Es una cosa sin importancia. Será cosa de un par de días y después recibirá el alta y se marchará a casa”, aseguró a El Español.

Artículo relacionado

Finalmente, a última hora del día de ayer, Segura revelaba el porqué había pasado por quirófano en las últimas horas. El célebre y querido cómico se había puesto en manos de los cirujanos por una apendicitis. Con mucho humor y junto a una instantánea donde aparece tendido en la cama del hospital en la que se recupera, Santiago reflexionaba sobre la utilidad del apéndice y daba las gracias por los mensajes de ánimo que había recibido desde que se conoció la noticia: "¡He sobrevivido a mi operación de apendicitis! (¿Alguien sabe, el apéndice y las muelas del juicio, para qué sirven?)". El tono de humor del tuit es absolutamente tranquilizador por lo que no cabe duda de que se recupera favorablemente.

Santiago Segura lleva un ritmo frenético de trabajo, como viene siendo habitual en un hombre tan inquieto como él. Acaba de estrenar su última película como actor, 'Casi leyendas', y está inmerso en la puesta en marcha de ON BANK, un proyecto descrito como un "banco de teatro", con el que se espera levantar montajes teatrales en el Gran Teatro Bankia Príncipe Pío de Madrid.