Los altos niveles de contaminación de algunas ciudades españolas llevan a muchos a plantearse si es sano seguir viviendo en una gran urbe. Algo así le ha pasado a Raquel Sánchez Silva, que ha realizado una pequeña escapada campestre con sus niños en busca de aire puro y ahora no sabe cómo volver, según escribe en su blog. "Unos buenos portabebés, cunas de viaje que son, a la vez, maletas y un cochecito que se pueda recoger como un tetris y... poco más. Este es el único camino que yo he encontrado para poder huir de Madrid. Y ahora que me he ido... ¡No sé cómo volver!"

 

Raquel se llevó a sus gemelos, Bruno y Mateo, bien abrigados y disfrutó de unos días soleados, pero fríos. La paz y el aire puro siempre reconfortan y ahí tenemos a la presentadora, junto a un prado en el que pacen tranquilamente unas vacas.

Artículo relacionado

La presentadora, que recientemente abandonó Mediaset para fichar por el nuevo canal #0 de Movistar+, fue madre por primera vez el pasado mes de septiembre. Así lo anunciaba Matías Dumont, el feliz papá, en las redes sociales:"¡¡Ya están aca, llegaron Bruno y Mateo!! Nacieron super bien, super sanitos, la mami lo hizo como una campeona y ¡¡estamos como locos de FELICIDAD!!". Ayudándose de la reproducción asistida, Raquel logró hacer realidad uno de los sueños de su vida: ser madre. Y lo es de dos bebés sanotes que llenan por completo a Raquel Sánchez Silva, tras unos años duros y difíciles por el fallecimiento del que fuera su marido, el cámara Mario Biondo.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado