Han pasado más de siete años desde que Mario Biondo fue hallado muerto en su casa. El marido de Raquel Sánchez Silva falleció durante la madrugada del 30 de mayo de 2013, pero no fue hasta la tarde de ese día cuando lo encontraron. Hasta tres autopsias han dictaminado desde entonces que la causa de deceso fue el suicidio. Sin embargo, desde entonces mucho se ha hablado de un presunto asesinato, la postura defendida por la familia del hombre, formada por sus padres y hermanos.

Artículo relacionado

Cansada de tanto sufrimiento, Raquel Sánchez Silva ha decidido plantarse y presentar una denuncia por lo que considera una “auténtica campaña de acoso”, tal y como ha adelantado en exclusiva Vanitatis. En la demanda, que el abogado de la presentadora de Maestros de la costura presentó el pasado 5 de noviembre en las dependencias de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, se hace constar que, siete años después, la periodista “sigue encontrándose sometida a una campaña de acoso a través de redes sociales y con la ayuda del Grupo Mediaset [el grupo italiano, no el español”.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo en el año 2013

GTRES

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso Vanitatis, Raquel Sánchez Silva “se está viendo sometida a una auténtica campaña de acoso por personas que, por increíble que parezca, la acusan de ocultar información relevante sobre este hecho [la muerte de Biondo], cuando no de ser responsable directa”. Por ello, la presentadora ha decidido demandar a “Dña Santina, D. Alessandro, D. Filippo y Dña Emanuela Biondo, Grupo Mediaset” y los administradores de los perfiles de las redes sociales por los delitos de amenazas, calumnias e injurias.

Un paso que llega después de que el pasado 5 de octubre se emitiera el especial Mario Biondo: un suicidio inexplicable en la cadena Italia 1, de Mediaset. En el programa, se construyo una visión del caso que defendía que la muerte se debía a una asesinato y se apuntaba a Raquel Sánchez Silva como sospechosa. Desde entonces, la presentadora de Maestros de la costura, su actual pareja e hijos han recibido amenazas.

Una familia rota

La familia de Mario Biondo siempre ha defendido que la muerte del cámara de Supervivientes fue un asesinato, no un suicidio. Aunque en un primer momento el caso se cerró, finalmente se han terminado realizando tres autopsias distintas que han dictaminado lo mismo: el marido de Raquel Sánchez Silva se quitó la vida. Aún así, sus allegados se niegan a perder la esperanza.

Artículo relacionado

Tanto es así, que la madre de Biondo no ha dudado en declarar a Vanitatis que durante el programa del 5 de octubre tan solo se dijo la verdad. “Ella puede hacer todas las denuncias que quiera, esto no impedirá que le hagamos justicia a nuestro Mario, ¡que fue asesinado!”, ha asegurado.