Ana Obregón ha vivido una noche muy complicada al tener que remontarse a los momentos más duros de su vida en ‘Mi casa es la tuya’. Pero también ha habido tiempo para las risas, para los recuerdos bonitos y para la esperanza. La presentadora, en una noche muy cómplice junto a Bertín Osborne, ha dejado ver ese lado tan divertido que siempre le ha caracterizado. En especial lo ha hecho cuando se ha remontado a algunas anécdotas fiel reflejo de su carácter espontáneo y distendido. Y para ello ha estado acompañada de grandes amigos. Luis Rollán, Susana Uribarri, Boris Izaguirre y Ra son los que han compartido mesa con el presentador y su invitada. Todos han tenido palabras para ella y han recordado algunos de sus mejores momentos. Ra ha sido el que ha sacado el lado más nostálgico al recordar cómo se conocieron.

Artículo recomendado

Ana Obregón emociona con la historia del vestido (con guiño a Álex Lequio) elegido para 'Mi casa es la tuya'

Ana Obregón emociona con la historia del vestido (con guiño a Álex Lequio) elegido para 'Mi casa es la tuya'

Ra ha contado que “yo era dependiente en el barrio de Salamanca y entonces me dijeron que iba a venir Ana Obregón a la tienda”. El amigo de Ana Obregón se acuerda a la perfección del instante en el que ella hizo entrada en el establecimiento. Muy emocionado, Ra ha recordado que “Te juro Bertín, que entró un ser de luz, una energía que me impactó y me fascinó. El ser humano que entró a mí me enamoró”. Y ha destacado que desde el primer momento se dio cuenta de su “simpatía, educación y buen rollo”.

Ra, amigo Ana Obregón

Ra, amigo Ana Obregón, en 'Mi casa es la tuya'.

Telecinco

Además, no han podido evitar reírse al recordar cuál fue el comentario que, sin conocerla, él le hizo después de que ella se probara un pantalón. “Te hace muy buen culo”, le soltó. Unas palabras con las que ahora recuerdan el inicio de su inquebrantable amistad. Porque tal y como Ana ha contado esta noche, él se ha convertido en uno de sus pilares fundamentales y siempre ha estado ahí en las buenas pero en especial en las malas.

A esto hay que añadir que Ra ha tenido unas palabras preciosas para Álex Lequio con las que ha recordado que "me encantaba porque se le llenaba la boca al hablar de su madre y de su padre. Yo siempre pensaba, cuando yo llame mañana a mi amiga y le cuente las cosas tan bonitas que está diciendo… Y él con los amigos de su madre iba a muerte".