Tras dos años deseando ir a probar su fortaleza como superviviente por fin Telecinco le da la oportunidad a una de las actrices más polémicas del país. María Pasqual, como se llama realmente, saltó a la fama por sus papeles en el cine X, dirigida por el que era su marido Ramiro Lapiedra, de quien adoptó su apellido como nombre artístico. Sus relaciones con personajes públicos como Pipi Estrada, con quien tuvo una relación sentimental, Gustavo González, de quien fue amante durante más de siete años según ella misma ha contado o Joan Laporta, a quien intentó ayudar en su carrera política, ayudaron a consolidar su figura como una de las más irreverentes del panorama televisivo español.

Artículo relacionado

En la actualidad la actriz está casada con Marc Amigó, padre de sus dos hijas y responsable de que María haya sentado la cabeza, según ha contado en su blog “Una rubia muy legal”. Vegetariana, mujer, madre, amante de los animales, bloguera y colaboradora de televisión, está por ver si la nueva faceta de María como fantasma en el palafito, en el que convivirá con Kiko, le abre las puertas al que hace ya tiempo que es su sueño televisivo.