El banquete, las flores, más de 500 invitados... Todo estaba listo en Jerez de la Frontera (Cádiz) para acoger la boda entre el torero Juan Ortega (33 años) y la andaluza Carmen Otte Alba (33 años) después de 10 años de noviazgo. Lo que nadie esperaba es que el protagonista, a escasas horas del enlace, decidiera cancelarlo todo dejando a su prometida plantada en el altar. 

Tal y como publicaba el diario ABC, embriagado por las dudas, el torero se puso en contacto con su novia para comunicarle su decisión, una charla que hizo saltar todo por los aires. El revuelo que se ha creado entorno a la noticia ha sido tal que las reacciones no se hacían esperar. Después de hablar con el entorno más íntimo de Juan, el medio 'La Voz del Sur' justifica la decisión del diestro en "circunstancias personales" sin querer entrar en detalles. 

Artículo recomendado

El motivo por el que el torero Juan Ortega decidió plantar a su novia Carmen Otte Alba en el altar

Juan Ortega

Médico y mujer aventurera, así es Carmen Otte Alba

Carmen es una de las mujeres más buscadas del momento. La joven se encuentra refugiada en la casa de sus padres en Jerez arropada por su familia y amigos más íntimos. 

Gracias a las redes sociales hemos podido conocer un poco más de esta mujer que hoy atraviesa uno de los días más infelices de su vida. Son pocos los detalles que se conocen de esta joven, médico de profesión, que pertenece a una reconocida familia jerezana. La joven, cariñosa, atenta y apasionada de los viajes, ejerce como cardióloga en el Hospital Universitario Virgen de Valme de Sevilla, ciudad en la que residía con Juan.

Carmen Otte
Facebook

En estos momentos, Carmen está "destrozada, no para de llorar", así lo confirma 'El Español' después de hablar con su círculo más íntimo. Y es que el que prometía ser uno de los días más felices de su vida se ha convertido en una auténtica pesadilla. Por su parte, Juan puso rumbo a Sevilla, donde vive con Carmen, en su propio coche.

Las sonoras reacciones entre los familiares y amigos de la pareja

Las cámaras de la agencia Gtres se encontraba a las puertas de la catedral cuando empezaban a llegar los invitados. Muy desconcertados y sin entender qué habría pasado, salieron del templo después de que les confirmaran que el enlace no se iba a celebrar. "La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los invitados, especialmente en la familia de la novia, quienes no dan crédito con lo ocurrido", confesaron algunos de los invitados a ABC.

Entre los asistentes a la boda había rostros conocidos del mundo del toreo como Nuria Roca y Juan del Val, Curro Romero y Carmen Tello, Enrique Ponce, Juan José Padilla, Morante de la Puebla o Roca Rey, entre otros. La decisión sorprendió a todos, y es que solo un día antes, los novios habían disfrutado de una preboda en las Bodegas Almocadén con su círculo más íntimo. Momentos felices que no hacían presagiar lo que estaba a punto de suceder. "No hay derecho a hacer tanto daño a una persona en el que iba a ser un día muy feliz", decía en redes una invitada.

Según ha publicado 'El Español' después de hablar con el círculo más íntimo de Carmen, se está intentando que el torero corra con todos los gastos del enlace frustrado como el convite, el viaje de bodas, los adornos florales...