El interés por el asesinato de Edwin Arrieta (44 años) a manos de Daniel Sancho (30 años) no ha hecho más que aumentar desde que se descubrieron los hechos el pasado 5 de agosto. A lo largo de estos meses hemos ido descubriendo cada vez más detalles de que cómo tuvo lugar el crimen, la relación entre el cirujano estético y el joven chef o la estrategia que la defensa del hijo de Rodolfo Sancho está llevando a cabo. Sin embargo, las informaciones parecen no tener fin y, a día de hoy, seguimos conociendo nuevos aspectos de este asesinato. Hace unos días, 'Tarde AR' mostraba la última conversación que mantuvieron Daniel y Edwin, en la que se revelaba el mote por el que se llamaban. Hoy, el programa 'Vamos a ver' ha aportado una nueva información: la primera y escabrosa declaración que el hijo de Silvia Bronchalo hizo ante la policía tailandesa.

Unas palabras con las que Daniel intentaba explicar cómo se había producido todo. "Le dije que quería acabar con nuestra relación, pero él intentó tener relaciones sexuales conmigo. Me negué, me levanté y le di un fuerte puñetazo en la cara con la mano izquierda", comenzó diciendo Sancho, tal como ha recogido el mencionado programa. Una versión que encaja con la reconstrucción de los hechos que el joven realizó ante los investigadores en la misma habitación donde tuvo lugar el crimen. Después de ese golpe, "él cayó hacia atrás y se golpeó la cabeza con fuerza contra el fregadero, pero aún estaba consciente. Intentó pelear. Me muerde y le pego golpes con el mueble del baño. Me esperé una hora hasta asegurarme que había fallecido", narró Daniel.

Daniel Sancho en Tailandia

Captura de la reconstrucción de los hechos que Daniel realizó el pasado septiembre

Antena 3

Un relato escalofriante que no hace más que emporar a medida que su declaración avanza. "Me duché, abrí el grifo para lavar la sangre. Corté la ropa de Edwin con el cuchillo y usé el cuchillo y la sierra para desmembrar el cuerpo. Le corté el cuello y el cuerpo en 15 partes. Le envolví en film transparente. Luego, limpié el suelo del baño y otros lugares con agua y lana de acero", describió en su momento el joven. Justo después tuvo lugar los diversos viajes de Daniel a varias zonas de la isla para deshacerse del cuerpo.

"Alquilé una canoa y tiré los restos al mar. Usé la moto para tirar más partes del cuerpo a cubos de basura. También tiré al mar en otro lugar la riñonera con su pasaporte y su teléfono", afirmó el pasado agosto. Este último dato sobre la documentación y móvil de Arrieta podría ser el motivo por el que la Fiscalía de Tailandia lo acusó de retención de estos documentos. "Tenía que hacerlo y me llené de resentimiento. Pedí terminar la relación, pero Edwin no estaba de acuerdo y amenazó con compartir mis fotos desnudo e intimidar a mi familia y gente de mi alrededor", continuó el nieto de Sancho Gracia. Unas palabras con las que el joven intentó justificar sus acciones, dejando claro que no habían nacido de la nada. 

Todos los detalles del juicio de Daniel Sancho

Cuando la primera comparecencia de Daniel Sancho ante el juzgado tuvo lugar, nada podía prever el giro que iba a dar el caso. La defensa del joven, encabezada por Marcos García Montes, Ramón Chipirrás y Carmen Balfagón, concedía una rueda de prensa para anunciar que habían encontrado irregularidades en la investigación, especialmente por parte de los agentes y la forma de conseguir ciertas pruebas. García Montes visitó 'Catalunya Ràdio', donde aportó más detalles al respecto de esta nueva mirada. En primer lugar, hizo referencia a los documentos que firmó el hijo de Silvia Bronchalo sin conocer el idioma, ya que se fio de lo que le dijeron las autoridades. “Hemos estado callados y escuchando completas barbaridades. Unas cosas surrealistas”, decía.

Uno de los primeros puntos que quisieron destacar y que repitieron en varios programas de televisión es que los agentes presionaron a Daniel para que confesara. Al parecer, según los letrados, los investigadores habrían prometido una deportación a España a Daniel, razón por la que "él accede y declara desde el minuto uno lo que había pasado”, contó Carmen Balfagón. Eso sí, la abogada quiso dejar claro que en esa declaración, que hoy podemos leer, Sancho "nunca confesó que había matado al señor Arrieta. Él confesó que hubo una pelea y que había procedido a desmembrarlo. Nada más”. Esto es clave para los abogados de Daniel, ya que pueden alegar que no hubo premeditación, sino que fue un accidente fortuito que acabó con la terrible muerte de Edwin.

Daniel Sancho y Edwin Arrieta

Daniel Sancho y Edwin Arrieta en Tailandia

Bangkok Post

Además de todo esto, también han querido destacar lo perjudicial que fueron las filtraciones que, según ellos, realizó la policía. "Eran imágenes, declaraciones y actuaciones para intentar meternos el homicidio y asesinato premeditado para llegar a la condena de muerte, pero se han ido equivocando”, apuntó Marcos en su mencionada entrevista. De momento, esta postura deberá tomar forma y defenderse en el juicio, que tendrá lugar del 1 de abril al 7 de mayo. Durante las sesiones, pasarán 56 testigos que la policía ha interrogado durante este tiempo y se mostrarán las pruebas que los agentes han ido recopilando. 

Artículo recomendado

Los últimos mensajes de Daniel Sancho a Edwin Arrieta que sacan a la luz su apodo privado

Edwin Arrieta