Es una de las caras más conocidas de la sobremesa de Antena 3 pero poco o nada se conoce de la vida privada de Sandra Golpe. Ha sido durante el II Foro de las Mujeres Extraordinarias de Onda Cero Mallorca donde la presentadora ha recordado el episodio más aterrador de su vida.

"Era tarde, iba despistada y el portal de la casa, que era antigua, no se cerró del todo al entrar", recordaba Sandra. "Esperaba el ascensor y de repente entró un señor, pensé que era un vecino. Le dije 'buenas noches' y no me contestó. Tuve una sensación rara pero pensé que no sería nada porque no conocía a todos los vecinos. Cuando llegó el ascensor, me empujó dentro".

Sin titubear, siguió: "Me tiró contra el suelo, me ató, me puso un cuchillo en el cuello y me agredió sexualmente". Con todo y con eso, Sandra se consideró afortunada: "Tuve la inmensa suerte de que en ese momento hubo un ruido y se asustó. Cortó con lo que me había atado, me dijo que me pusiera de espaldas y desapareció".

Artículo relacionado

La situación desencadenó en la denuncia de rigor: "Como pude, subí, me llevaron a la policía mis compañeros de piso. Me fui con la denuncia bajo el brazo y con el trauma", sentenciaba con dolor y se apresuró a informar que el autor de la agresión fue encarcelado y "todavía sigue en Soto del Real".

Sandra Golpe

Sandra Golpe, presentadora Atresmedia

Gtres

Afortunadamente, el trágico suceso no empañó la vida de la periodista que actualmente es una presentadora de éxito aunque no ha sido capaz de borrar ni un solo segundo de aquel fatídico día. El único objetivo que tenía la periodista al hacer pública su experiencia era contribuir a Elka y mostrar su apoyo incondicional a todas esas mujeres: "Han pasado muchos años y muchas buenas noticias en mi vida desde aquello. Solo quise contribuir con Elka en ese foro concreto, delante de mujeres excepcionales. HAY QUE DENUNCIAR y nunca agachar la cabeza".