Este año Berlín ha acogido los premios Laureus, galardones que premian a los deportistas más sobresalientes del año y que se celebraron anoche. Los tenistas Serena Williams y Novak Djokovic fueron distinguidos como los mejores de 2015.

Echamos un poco de menos el poder de convocatoria de las galas organizadas por la FIFA, como el Balón de Oro, donde sí que vemos más rostros con los que estamos más familiarizados vistiendo esmoquin y vestidazo. Aún así, acudimos al tour de force entre Vanesa Lorenzo y Carles Puyol, y Luis Figo y Helen Svedin, por ser la pareja más guapa y elegante de la noche. Y ganó la primera, gracias a la apuesta arriesgada del 'look' de Vanesa Lorenzo, enfundada en un vestido en color negro con transparencias en pecho y falda y joyas de Suárez, como indica la versión digital de '¡Hola!'.

Artículo relacionado

El exmadridista Raúl González acudió a la velada sin su mujer Mamen, pero se mostró muy relajado y accesible, haciéndose fotos con sus excompañeros de la Liga Española de Fútbol. Igual que Raúl, el triunfador de la noche, el tenista Novak Djokovic también apareció en solitario. Él su mujer, Jelena Djokovic, fueron padres a finales de 2014 de un niño, Stefan, y por las fotos que compartieron en sus redes sociales, Jelena le quiso ceder todo el protagonismo a "su costillo". Era su noche, sin duda.

El campeón serbio y otros deportistas aprovecharon la celebración para sumarse a la iniciativa solidaria "Zapatillas por el bien". El compromiso de esta actividad era vestir zapatillas deportivas para apoyar la integración social.

Gran parte de los invitados no quisieron perderse la oportunidad de llevarse de recuerdo una foto con el excampeón alemán de F1 Niki Lauda, como Lewis Hamilton o el actor Daniel Brülh, que dio vida a Lauda en la película 'Rush'. El piloto alemán recibió el Laureus 'Logro a toda una carrera deportiva'.

Sin embargo, el momento más conmovedor de la gala presentada por el actor cómico Bill Murray, fue el homenaje póstumo al recientemente fallecido Johan Cruyff. Entre lágrimas, su hijo Jordi Cruyff agradeció la distinción que "hubiera preferido que lo recogiera mi padre". "Las reacciones de apoyo en todo el mundo han sido fascinantes. Estoy muy orgulloso de él", sentenció el hijo del mítico jugador y entrenador, visiblemente emocionado.