La policía tailandesa pone fecha al cierre de la investigación del caso Daniel Sancho

El número 2 de la policía tailandesa, Big Joke, ha ofrecido una entrevista en exclusiva al programa 'Y ahora, Sonsoles', que podremos ver el lunes

Montse Jolis
Montse Jolis

Periodista especializada en corazón y sociedad

Daniel Sancho
Youtube Puro disfrute

El cerco sobre Daniel Sancho (29 años) se estrecha. La policía tailandesa lo tiene todo muy claro y, tras la confesión del propio Daniel sobre el atroz crimen que, presuntamente, cometió y que le causó la muerte al cirujano colombiano Edwin Arrieta (44 años), y las pruebas que lo inculpan, la investigación del caso puede cerrarse en las próximas semanas. El número dos de la policía tailandesa, el ya conocido Big Joke, ha concedido una entrevista al enviado especial del programa 'Y ahora, Sonsoles', que podremos ver el próximo lunes, pero de la que ayer se nos ofreció un pequeño avance.

Artículo recomendado

Primeras imágenes de Rodolfo Sancho antes de ver a Daniel en Tailandia

Rodolfo Sancho

Habla el número 2 de la policía tailandesa

Big Joke

Big Joke, durante la entrevista con 'Y ahora, Sonsoles'.

Atresmedia

De las declaraciones de Big Joke, se desprende que cada vez queda menos para que se cierre la investigación. "Podríamos hablar antes de final de año", ha dicho, por lo que en unas semanas se podría también conocer la fecha del juicio al que se tendrá que enfrentar Daniel Sancho. Big Joke fue tajante a la hora de darle un consejo a Daniel: "Que confiese si no quiere morir". Una frase muy inquietante, ya que, según las informaciones que se han difundido, Daniel ya ha confesado el crimen y la motivación que le llevó a cometer el brutal asesinato. ¿Qué más tiene que confesar Daniel?

Big Joke también ha confirmado que fue cierto que se llevaron a Daniel a cenar a uno de los mejores restaurantes de Koh Phangan, la isla donde sucedieron los hechos, con el objeto de ganarse su confianza y retenerlo en Tailandia. "Cuando fue a comisaría, nosotros vimos todo muy extraño, nos olió mal". Mientras ellos cenaban, otro equipo de la policía revisaba las cámaras de seguridad.

De ser condenado, Daniel no se movería de Koh Samui

Big Joke afirma en la entrevista que "tenemos la mitad del cuerpo [de Edwin Arrieta] y todas las pruebas, no vamos a seguir buscando", aunque una de las pruebas que serían claves en la investigación y que todavía no ha aparecido sería el teléfono móvil del colombiano. Big Joke asegura que la policía no ha encontrado ningún mensaje amenazante de Arrieta en el móvil de Daniel.

El número dos de la policía tailandesa confirma también que, de ser condenado Daniel, este cumpliría la pena en la cárcel de Koh Samui y no en Bangkok, como en un principio se había comentado. "Toda la condena, siempre, siempre en Koh Samui", ha dicho el policía.De ser así, Daniel se libraría de estar preso en una de las cárceles con peor fama del mundo, Bang Kwan, más conocida como Bangkok Hilton, donde cumplen condena los presos más peligrosos, muchos de ellos extranjeros.

Pese a que Daniel Sancho sigue en la enfermería de la prisión de Koh Samui, Big Joke ha desmentido que el hijo de Rodolfo Sancho y Silvia Bronchalo tenga privilegios sobre otros reclusos. Según Big Joke, Daniel seguirá en ese lugar hasta que los servicios médicos consideren que ya puede unirse al resto de presos. Una hernia discal, para la que está siendo medicado, es el motivo que retiene a Daniel en la enfermería.

Loading...