El pasado martes 4 de agosto, la capital del Líbano era sorprendida con una explosión sin precedentes en el puerto de la ciudad que se traducía en más de un centenar de personas muertas, 6.000 heridos e innumerables daños materiales. Uno de los lugares en los que el impacto de la detonación arrasó ha sido el taller del diseñador Zuhair Murad.

Artículo relacionado

El modisto, popular en nuestro país por haber confeccionado el vestido de novia de Pilar Rubio, compartía a través del perfil de redes sociales de la marca el estado catastrófico del taller en el que se confeccionó esta prenda de alta costura amada y odiada a partes iguales durante más de tres meses. Las imágenes, devastadoras, muestran la mezcla de los escombros con los bocetos y los lujosos materiales de los vestidos de Zuhaid: "Dios mío. Todavía no puedo creer lo que pasó en mis oficinas, mi Beirut y mi Líbano", escribía el popular diseñador con evidente dolor.

La publicación recibía de manera inmediata gestos de cariño por parte de caras conocidas de manera internacional. Una de las primeras era Jennifer López, quien ha vestido del libanés en más de una ocasión: "Es desgarrador, lo siento mucho, es horrible. Te envío amor y fuerza". Mucho más escueta ha sido Pilar Rubio, la mujer de Sergio Ramos se ha limitado a dar like a las diferentes publicaciones en señal de apoyo, prueba de que a pesar de haber dado a luz hace apenas unos días está pendiente de lo acontecido.