Isabel Pantoja ha revivido la peor de sus pesadillas. Esta misma mañana se sentaba en el banquillo de los acusados del juzgado de Málaga por la presunta venta irregular de la casa de La Pera, un presunto delito de insolvencia punible que le podría llevar de nuevo a prisión.

Artículo recomendado

Isabel Pantoja llora amargamente en el juicio en el que se enfrenta a tres años de cárcel

Isabel Pantoja llora amargamente en el juicio en el que se enfrenta a tres años de cárcel

La artista no podía evitar romperse por completo ante el juez, dejando entrever el mal momento que está atravesando. A esta situación judicial se suma la nula relación que mantiene con sus hijos, en especial con Kiko Rivera. Si bien Isa Pantoja mostraba su evidente preocupación este mismo martes desde 'El Programa de AR' y reconocía que le encantaría estar al lado de su madre. El Dj obviaba este momento crucial en la vida de Isabel Pantoja y reaparecía en Instagram con una declaración de amor en toda regla.

"No sé por qué se empeñan en querer separarnos, no sé por qué se inventan tantas mentiras. No sé por qué nos tienen o tanta envidia o tanto odio. Lo que si sé es que te amo por encima del mundo. Te quiero cariño", escribía Kiko Rivera junto a una batería de románticas imágenes junto a la madre de sus hijas de lo que han sido sus años juntos.

Kiko Rivera e Irene Rosales

Kiko Rivera grita su amor por Irene Rosales

Instagram @riverakiko

Cualquier otro día este mensaje habría sido una prueba más del amor que Kiko Rivera siente por su mujer y una petición desesperada porque les dejen vivir su matrimonio con libertad pero hoy coge una doble lectura que no sería otra que remarcar quien es la mujer de su vida y a la que sobrepone por delante de su madre pase lo que pase.

Artículo recomendado

Isa Pantoja, ante el nuevo juicio de su madre, Isabel Pantoja: "No he podido dormir"

Isa Pantoja, ante el nuevo juicio de su madre, Isabel Pantoja: "No he podido dormir"

Kiko Rivera ha preferido mantener silencio y, por el momento, no ha hablado de los sentimientos que se le han despertado al ver a su madre completamente abatida sentaba en el banquillo de los acusados nueve años después.