Como cada jueves se emite una nueva entrega de ‘El Novato’, en la que Joaquín Sánchez (42 años) se tiene que meter en la piel de su invitado para buscar una nueva profesión tras su retirada del fútbol profesional. En esta ocasión el gaditano ha acudido a la casa de Cristina Pedroche (35 años) para conocer sus sensaciones sobre la recién estrenada maternidad y ha sorprendido una confesión que le ha hecho sobre una petición que su marido, el chef David Muñoz (43 años) le hace con respecto a su hija Laia, que no es otra que pedirle que se relaje.

Con cada uno de los invitados el bético consigue meterse en la piel de su nueva labor profesional. Esta vez tendrá que conseguir dar las campanadas, aprovechando el décimo aniversario de la madrileña que despedirá este 2023 por décima vez en Antena 3. Además, el programa cuenta con una parte de entrevista en la que el exfutbolista consigue sacarle el máximo partido a su desparpajo, obteniendo importantes confesiones de sus entrevistados que se abren como nunca ante su atenta mirada.

La petición de David Muñoz a Cristina Pedroche

Durante la parte de la entrevista se encuentran hablando de sus labores profesionales, ya que Cristina leva en televisión desde los 21 años. Además de recordar algunos detalles de sus inicios, también han hablado de la exigencia que tiene ella consigo misma, algo que quizá sea un parámetro que determine su éxito en la pequeña pantalla. Sin embargo, esta exigencia también la traslada a su vida privada y, como consecuencia, a su labor como madre.

Es por ello que Joaquín aprovecha para preguntarle qué le dice su marido sobre esta autoexigencia impuesta por ella misma y, sobre todo, en lo relacionado con Laia. “Que me relaje, pero relájate”, dice la presentadora que le pide el chef. “Si la niña lo único que quiere es que tú seas feliz. Si tú eres feliz, la niña va a estar bien”, añade. “Dice amor no puedes tener más por esta niña, por mí también. Es que yo os amo, la familia que estamos haciendo es que es preciosa”, confiesa visiblemente emocionada.

Artículo recomendado

Joaquín Sánchez se arma de valor y confiesa el mayor error que ha cometido en su vida profesional

Joaquín Sánchez

La organización de Cristina Pedroche con su hija Laia

La siguiente pregunta que le ha hecho el deportista es sobre la organización con su hija y sus compromisos profesionales para poder conocer cómo lo compagina todo. “Es complicado porque la niña depende de mí y de mis tetas”, desvela entre risas. “Es que es así. Menos mal que tengo yo el alimento incorporado y en los viajes pues es un trasto menos que tengo que llevar”, añade sobre todo lo que tiene que llevar.

“¿Cómo me organizo? Pues me la traigo y cuando hay que parar, pues se para”, responde Cristina. “Lógicamente cuando estoy en 'Zapeando' y es en directo pues ahí no se para pero eso es una hora y media y la niña aguanta perfectamente sin comer ese tiempo”, añade sobre su día a día. “Entonces es pues organizarte. Y cuando yo no puedo, pues está David. Y si él no puede, es que la niña tiene unos abuelos...”, explica.

Artículo recomendado

Las empresas y negocios de Cristina Pedroche y David Muñoz: el millonario patrimonio de la reina de las Campanadas

Cristina Pedroche

Acto seguido ha querido hablar de la faceta de abuelos de sus padres, ya que en ocasiones son los que cuidan a su pequeña. “Mira se me cae la baba ver a mi madre y a mi padre cómo cuidan y cómo quieren a la niña. Digo ‘madre mía’, es que yo siento como que están rejuvenecidos”, argumenta. De este modo, añade que se siente muy afortunada por contar con el privilegio de poder tener a los abuelos para que la cuiden cuando sea necesario.