Las oportunidades laborales surgen donde uno menos lo espera. Y esto perfectamente puede ser en un aeropuerto, como le ocurrió a Pedro Piqueras (67 años) con el consejero delegado que lo cambió todo en Telecinco, Paolo Vasile.

Durante su expedición al volcán de La Palma, acompañando a Jesús Calleja, Pedro Piqueras se ha adentrado, como nunca antes, en los aspectos más personales de su vida. Ha revelado cómo se sintió al no haber estado todo lo que le hubiera gustado al lado de su hijo en sus primeros años, y cómo ve ahora el amor. El periodista también ha desvelado algunas curiosidades de su trabajo, como por ejemplo cómo inició su romance con la cadena privada en la que se ha convertido todo un referente de la comunicación.

Artículo recomendado

Pedro Piqueras rompe su silencio sobre su novia y la relación con su hijo

Pedro Piqueras

“Un día me crucé con Paolo Vasile en el aeropuerto de Barajas, él llegaba y yo salía y me dijo que teníamos que hablar un día y así fue. Él me dio su tarjeta, pero yo no le llamé”, le contó a Calleja. Tuvo que pasar bastante tiempo hasta que Piqueras, mientras charlaba con un colega de profesión, le insistió en el tema. “Me dijo que Vasile estaba muy interesado en hablar conmigo y así fue cómo me ofreció entrar en Telecinco”. Desde 2006, no solo presenta, sino que también dirige los informativos de la cadena.

Pedro Piqueras

Pedro Piqueras cambia el informativo por 'Planeta Calleja'

Mediaset España

Se sintió halagado e ilusionado. A su mano llegaba una preciosa oportunidad laboral a la que no podía decir que no. "Me gusta ser un periodista activo, hacer información, me gusta presentar y contarle a la gente. Lo que más me gusta es contarle a la gente las cosas que pasan”.

Pedro Piqueras, una excepcional carrera ligada al Periodismo

Enamorado de su profesión, Pedro Piqueras ha estado ligado, desde que se licenció en Periodismo, a la televisión y a la radio. Tras una década volcado en su trabajo como redactor en RNE, el comunicador dio el salto a la pequeña pantalla como director del Telediario, cargo que ocupó por 5 años, tras eso, y con la explosión de los canales privados, aterrizó en Antena 3, donde se convirtió en uno de los rostros icónicos de la televisión de los 90.

A finales la década y principio de los 2000, a Piqueras se le encomendaron tareas de dirección de programas de corte más magazinero. Pero él no parecía satisfecho con esto, por eso, en 2004 volvió a la radio, RNE, su primera casa. Dos años mas tarde, y tras la propuesta que le deslizó Paolo Vasile, el periodista manchego retornaba a la televisión y con un proyecto 100% a su medida: conducir y dirigir los Informativos de Telecinco. Ahora, a los 67 años, Pedro se siente feliz por su trabajo. Ha tenido que dar algunas noticias que jamás creyó dar, como una pandemia en pleno siglo XXI, pero se siente vibrante e ilusionado. Sin ganas de oír hablar de la jubilación. Ilusionado como el becario que recién empieza, pero con la madurez del que ha vivido más de tres décadas de profesión.