Ambas se merecían la victoria por su talento y motivación... y porque nos tuvieron con el corazón dividido durante todo el programa. Paula y Paloma protagonizaron una de las finales más apasionantes jamás vividas en 'MasterChef Junior', donde finalmente se acabó imponiendo la primera. La madurez de la catalana –solo tiene 10 añitos– y su propuesta arriesgada en el duelo final acabó de convencer a unos Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez que se quedaron sin palabras por el menú tan especial que elaboró. Solo de enumerarlo se nos hace la boca agua: tartar de atún con aroma de trucha, risotto de gambas rojas y plancton, y helado de nata y fresa. Jordi Roca, del Celler de Can Roca, considerado uno de los mejores reposteros del mundo y que fue uno de los profesionales invitados al programa, quedó cautivado con el postre de Paula.

Artículo relacionado

¡Y cómo la animaba su familia! Con esa energía y fuerza que le estaban enviado sus padres era imposible que a Paula nada se le fuera la mano con algún ingrediente, aunque la primera prueba se la llevó de calle Paloma, que pasó automáticamente a la prueba final.

La noche estuvo llena de sorpresas. Una de las más especiales tuvo de protagonistas a los concursantes de 'MasterChef Celebrity' con su máximo ganador, Miguel Ángel Muñoz, a la cabeza. En esta última entrega de 'MasterChef Junior 4', cambiaron las tornas y Loles León, Cayetana Guillén-Cuervo, Fernando Tejero y compañía se sentaron a la mesa y ejercieron de jueces de los 'mini chefs'. Paula acabó imponiéndose a Álex y Natalia y consiguió el pase para su 'tour de force' con Paloma.

Las lágrimas que le cayeron porque la primera prueba no la dejó satisfecha, quedaron en una mera anécdota y Paula acabó completando un menú de 10. Un menú digno de un 'MasterChef' de adultos y que le hizo conseguir un premio de 12.000 euros para seguir su formación en el arte culinario.