Lujo, extravagancia, diversión y mucho pero que mucho glamour. Así se puede resumir la boda de Paris Hilton y Carter Reum. Un enlace que ha durado ni más ni menos que tres días. La heredera del imperio Hilton se había comprometido en varias ocasiones con otras parejas e incluso se había dado el sí quiero con algunas de ellas, pero jamás había celebrado una boda de tales dimensiones como la de este fin de semana. Un enlace en el que, como no podía ser de otra manera, no ha faltado detalle.

Artículo recomendado

Paris y Nicky Hilton se unen a Marie-Chantal y a Olympia de Grecia a una gran fiesta con toque francés

Paris y Nicky Hilton se unen a Marie-Chantal y a Olympia de Grecia a una gran fiesta con toque francés

El lugar elegido para la celebración de la boda de Paris Hiltonha sido la mansión de Bel-Air que perteneció a su difunto abuelo. Un lugar exclusivo, de amplias dimensiones y con un alto componente emocional decorado para la ocasión. Tan solo hay que ver las fotos que la celebritie ha compartido en sus redes sociales para ver cómo no han faltado las flores, las velas y las luces en el momento en el que ella y su chico se han convertido en marido y mujer.

Paris Hilton boda

Paris Hilton con uno de sus vestidos de novia.

Instagram @parishilton

Pero esta mansión no ha sido el único lugar en el que se ha celebrado el enlace. Porque tres días dan para mucho y a Paris Hilton no se le ha ocurrido otra cosa que alquilar un parque de atracciones. La heredera, su marido Carter Reum y sus invitados se han trasladado a un lugar en el que divertirse, soltar adrenalina y sacar a relucir su lado más aventurero.

Entre lo más comentado, el secreto mejor guardado de las bodas. O mejor dicho en el caso de Paris Hilton, los secretos mejor guardados. Porque en lugar de lucir un traje de novia, la celebritie se ha cambiado en numerosas ocasiones y ha llevado siete vestidos durante las celebraciones. El más destacado ha sido el que ha lucido en el momento de darse el sí quiero. Un diseño clásico, con encajes y de manga larga obra de Óscar de la Renta.

Paris Hilton

Paris Hilton con otro de sus vestidos de novia.

Instagram @parishilton

A este vestido le han seguido otro tipo cóctel del mismo diseñador, un vestido con brillantes de Pamella Roland, otro muy romántico de de Galia Lahav, otro con estrellas y transparencias y un diseño fruncido y ceñido. Pero sin duda el más llamativo ha sido el vestido de color rosa con el que ha acudido a la fiesta de disfraces en el parque de atracciones. Mientras en los demás ha optado por el blanco, para este momento tan divertido ha dado un toque de color que no ha pasado desapercibido. Y por supuesto, a cada vestido le ha correspondido un peinado, un tocado, unos complementos y un maquillaje diferentes con los que Paris Hilton ha lucido su estilo propio.

Paris Hilton

Paris Hilton, de rosa a su llegada al parque de atracciones. 

Instagram @parishilton

De todo esto han sido testigos invitados como Kim Kardashian, Demi Lovato o Emma Roberts. La de Paris Hilton y Carter Reum ha sido una boda multitudinaria en la que los invitados han disfrutado de tres días de fiesta que seguro que no olvidarán jamás.