Las confesiones de Pablo Motos son más que habituales en ‘El Hormiguero’. El presentador del espacio participa siempre junto a todos los colaboradores e invitados en las diferentes secciones. Algo que ha permitido a todos los espectadores conocer facetas de su vida personal. Sin ir más lejos, este miércoles 27 de mayo ha llegado a desvelar que estuvo a punto de perderlo todo en dos ocasiones.

Artículo relacionado

Pablo ha participado con el resto de colaboradores del programa en un juego de Trancas y Barrancas en la que tenían que responder a divertidas y curiosas preguntas. Fue durante una de ellas cuando el presentador rescató una historia del pasado para contar que, en dos ocasiones, ha atravesado dificultades económicas graves. “Grave es ruina, ahora no se podría calcular”, explico a toda la audiencia.

La primera vez ocurrió cuando firmó en nombre de otra persona cerca de 300.000 euros, una cantidad que luego consiguió que le perdonaran en parte, aunque estuvo un año sin cobrar. “Una vez tenía firmado un poder a un señor en el que tenía mucha confianza por 300.000 euros. Al día siguiente no tenía nada. La emisora de radio me condonó la deuda, pero estuve sin cobrar un año y viviendo de mis padres”, ha asegurado Motos.

Artículo relacionado

Una difícil situación económica que volvió a revivir en la grave crisis del 2008, cuando estalló la burbuja inmobilaria. “La otra vez fue que me estalló la burbuja inmobiliaria en toda la cara. Un grupo de amigos presumían de cada día ganaban mucho dinero, me metí ahí y lo palmé todo”, ha recordado. Sin embargo, el famoso presentador consiguió salir adelante.

Una historia que no ha podido sorprender más a Nuria Roca, su marido, Juan del Val, y Marron, quienes se encontraban acompañando al presentador. Todo después de que Pablo Motos utilizara su habitual monólogo para mandar un claro mensaje de optimismo al hablar de la frustración.