Prestamos importancia al detalle, a lo que pasa desapercibido y casi nunca dedicamos tanta atención como debiéramos. Así hemos elaborado una galería con aquellos objetos que marcaron los looks, las piezas de joyería que más nos impresionaron o los escotes que hicieron que nos enrojeciéramos.

Pero vayamos por partes. En el apartado joyería, grandes clásicos de ayer, hoy y siempre, como las piezas con animales. Serpientes que se enroscan por el brazo, cuajadas de diamantes y que sirven para levantar el look más aburrido, o, directamente, tal y como lleva Whoopi, arañas en versión brazalete. Muy de villana de cuento, pero, también, muy divertidos.

Hoy se habla de los escotes de Charlize, potenciado por un seductor colgante, y el que lució Rachel McAdams en la espalda, que no todo va a ser mostrar piel por delante, por detrás también se puede, y resultado es de lo más ‘hot’. Además, para infartar aún más al respetable, Rachel llevaba un moño que dejaba al aire su sensual nuca.

¿Y qué decir de ellos? Pocos dan la nota, pero cuando se atreven, se lanzan de cabeza. Mirad a Pharrel, con sus pantalones de traje remangados, en plan pescador, sus mocasines (sin calcetines, claro) y su aire como de acabar de llegar de la playa. Debe de ser que había pasado el domingo en el muelle de Santa Mónica y que antes de volverse a casa se dio cuenta que tenía que acudir a los Oscar. ¡Ay, qué cabeza! Suerte que tenía un traje planchado y preparado en el maletero de su coche… una gran estrella como él siempre debe de andar preparado.

Por último, nos quedamos con el detalle más artístico de todos, los tattoos de Lady Gaga, un poquito tenebrosos, muy bien hechos y, en definitiva, pequeñas obras de arte que recorren todo su cuerpo y de las que están tremendament orgullosa.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado