En estos momentos, no existe nada en el mundo que pueda reconfortar el insoportable dolor que les ha sobrevenido con el fallecimiento de su hijo. El exportero Santiago Cañizares y su mujer Mayte García llevaban un año luchando e insuflándole fuerzas a su hijo Santi. Sin embargo, la fatídica noticia se ha producido este viernes 23 de marzo de 2018. El exguardameta era quien se encargaba de transmitir a través de las redes sociales la terrible pérdida que se había producido en un seno familiar acostumbrado a luchar.

Artículo relacionado

Pocas cosas, por no decir ninguna, hay más dolorosa que sobrevivir a un hijo. Santi ha fallecido con solo cinco añitos después de un año enfrentándose a una difícil enfermedad. ¿Cómo lidian unos padres y el resto de la familia con unas circunstancias como ésta? Cañizares escribía desde la serenidad, pero condensando el cúmulo de emociones intensas que ahora mismo está viviendo: "Mi hijo Santi ha fallecido. Creo que he de ser yo quien os lo cuente, en agradecimiento por todas las muestras de apoyo y cariño que he recibido de vosotros. Se ha marchado rodeado de paz, y habiendo comprendido su misión en estos cinco años que nos ha acompañado".

Cuesta hacer brotar las palabras cuando la familia está de lleno en un proceso de duelo que habrían deseado no tener que afrontar nunca y que les está obligando a acostumbrarse a una vida sin el pequeño. Pero Mayte García ha encontrado la forma de transmitir el desgarro contenido de una madre por el vacío que ha dejado su hijo para siempre. "¡Mi amor, mi vida, mi ángel, gracias por todo lo que me has enseñado y por La Paz que me dejas! Respiraré y viviré por ti. Siempre conmigo. TE AMO". Como el exportero, su mujer ha elegido vivir esta experiencia con entereza y, sobre todo, gratitud por la lección que han recibido de Santi este año. Su gesto valiente y tranquilo es una enseñanza para todos.

Sergio Ramos, María Patiño, Fiona Ferrer y más rostros conocidos no han dudado en mandar su más sentido pésame a Cañizares y a su familia en estos momentos tan difíciles.

Mayte Garsal 02