¡Menudo verano se están pegando algunos famosos! Esta semana le ha llegado el turno a Mónica Cruz que aprovechando un descanso de la grabación de 'Velvet Colección' se ha llevado a su hija, a su madre y a sus perros a Cádiz. Allí, están pasando unos días de descanso en los que también han disfrutado de la compañía de varios amigos.

Cádiz ha sido el destino elegido por la actriz Mónica Cruz para disfrutar de unos días de descanso de la grabación de su última serie en la que encarna a una bailaora de flamenco. De esta forma, Mónica vuelve a ponerse en la piel de una bailarina años después de 'Un paso adelante'.

La actriz está disfrutando de unas minivacaciones para las que no ha querido prescindir de dos de sus seis perros y no ha dudado en llevárselos con ella a la playa. Mónica no los ha perdido de vista ni un momento y ha paseado con ellos. Además de su hija Antonella, de cuatro años, Mónica también está disfrutando de la compañía de su madre y de unos amigos.

La actriz se ha decantado por un bañador negro de corte clásico que le sienta como un guante y ha presumido de su trabajada figura de bailarina mientras disfrutaba del sol y la arena.