Miranda Rijnsburger ha puesto fin a sus días en Marbella. Hace varias semanas la mujer de Julio Iglesias se trasladó hasta Málaga junto a sus hijas Victoria y Cristina. Juntas han pasado una larga temporada en la finca de Ojén, disfrutando de diferentes actividades. Piscina, montar a caballo o reuniones con amigos son algunas de las cosas que tres de las mujeres más importantes de la vida del cantante han llevado a cabo. Pero lo han hecho sin él. Julio hace ya tiempo que no viaja hasta Marbella y en esta ocasión se ha quedado en su residencia de República Dominicana. Ahora, su mujer ha puesto rumbo hacia allí para reencontrarse con él.

Artículo relacionado

Lo hace en una semana que no ha sido fácil para el cantante. Hace unos días se publicaron unas fotografías que hicieron que surgiera la preocupación por su estado de salud. En ellas se podía ver la dificultad del que fuera marido de Isabel Preysler para caminar. Además aparecía con las piernas muy delgadas y un aspecto muy envejecido. Así que el matrimonio por fin se va a poder reencontrar después de estas fotos que teniendo en cuenta lo coqueto que es Julio Iglesias, no le habrá hecho mucha gracia que vean la luz.

julio iglesias

Las que continuarán un tiempo más en Marbella son sus hijas gemelas Victoria y Cristina. Las jóvenes encuentran allí uno de sus lugares favoritos y así lo demuestran en sus redes sociales. Es en sus perfiles de Instagram donde han dado a conocer algunos de los detalles de la vivienda familiar. Además, desde su casa de Marbella podrán ver mañana un programa de televisión que tiene mucho que ver con su padre. El espacio ‘Hormigas Blancas’ dedica el programa de mañana por la noche a repasar la vida tanto laboral como personal del cantante.