Si hay algo que le da la vida a Mila Ximénez es la visita de su familia. Su hija Alba vive en Ámsterdam desde que en el año 2006 se casó con un empresario de origen israelí, por eso cada minuto que Mila puede disfrutar de su familia vale oro para ella. Alba y sus dos hijos han pasado unos días en Madrid para celebrar, con un poco de retraso, el cumpleaños de Mila, que unos días antes había cumplido 67 años.

Artículo relacionado

Mila ha disfrutado de su nieto mayor, de 12 años, y de la pequeña, de 6, llevándolos a comer con Alba y con ella a un restaurante italiano de Madrid. Entre carcajadas, madre e hija se ponían al día y compartían confidencias hasta que la pequeña, juguetona, atraía su atención…

-> Podrás leer el reportaje completo en exclusiva en tu revista ‘Lecturas’.