El pasado miércoles Mila Ximénez acabó 'Sálvame' entre lágrimas. Los problemas económicos que Chelo habría ocultado a su esposa, Marta Roca, y la actitud de esta, provocaron un nuevo choque de la colaboradora con María Patiño y Gema López, que se posicionaban a favor de la concursante de 'Supervivientes' y llegaban a decirle que había "actuado con maldad" con ella.

Artículo relacionado

Este jueves Mila Ximénez se pronunció sobre el enfrentamiento que tuvo con sus compañeras, con el que se sintió muy dolida. La colaboradora ha arreglado sus diferencias con María Patiño, pero no con Gema López, con quien su amistad se ha roto definitivamente tal y como ella misma ha dejado bien claro.

“Ayer hablé con María Patiño lo que tenía que hablar y lo arreglamos. Yo no tengo nada que hablar con Gema. Le dije anoche que no somos compatibles, no somos amigas y vamos a dejar de disimular: no nos soportamos”, expresó Mila Ximénez con la claridad que le caracteriza.

No importó que Belén Esteban intentase mediar en directo diciendo que estaba equivocada. Mila lo tenía muy claro: “Yo no quiero fiscales generales del estado que digan si he tenido una buena o una mala tarde. Tendrán que ser los directores, pero un compañero no me puede leer la cartilla por hacer mi trabajo. Lo máximo que yo puedo pedir después de diez años de trabajo es respeto al trabajo que hago”.