Buenas noticias para Mila Ximénez y muy malas para Dulce Delapiedra. La colaboradora de 'Sálvame' le ha ganado su último pulso con contundencia. En esta ocasión, el enfrentamiento se trasladaba de los platós de televisión a los tribunales, por lo que la batalla de la que ha salido victoriosa Mila está revalidada por la Ley. Entre ellas había un contencioso que la tertuliana ha confirmado este lunes que se ha resuelto a su favor. Después de su paso por 'Supervivientes' y de dedicarse duras palabras en los platós de Telecinco, la niñera de Isa Pantoja demandaba a Ximénez por considerar que había faltado a su honor y a su intimidad al comentar "que en la Isla rajaba lo más grande", aunque muchas de las cosas que habría dicho no acabaran en el montaje final de imágenes que se acabarían emitiendo.

Belén Esteban apostillaba durante el relato de su compañera que "Sandra Barneda lo dijo en un debate", apoyando la versión de Mila.

Artículo relacionado

La bloguera de Lecturas ha contado que, cuando Delapiedra la demandó, declaró en el escrito presentado por su defensa que "es una persona que jamás, JAMÁS, ha intervenido en ningún programa de televisión, que nunca ha hablado públicamente de nada ni de nadie y que es un personaje anónimo". "Tócate el 'anonimato'. Y se queda tan tranquila", afirmaba Mila con indignación.

Por su parte, la defensa del abogado de la tertuliana rebatía todo lo que había manifestado Dulce. "Le ponemos sus entrevistas en revistas, el polígrafo, los Deluxe, y me entraban ganas de demandarla por estafa procesal. Pues así está funcionando todo esto". Mila Ximénez acababa confirmando que "por supuesto, he ganado", mandándole 'besitos' y enviándole un "hasta luego" desafiante, mirando a cámara. Con esta victoria en los juzgados, Dulce tendrá que hacerse cargo de las costas del proceso.