Un testimonio que nunca antes había dado. Miguel Bosé se sentaba junto a Jordi Évole para sincerarse como nunca. El cantante abordaba muchos de los temas que han rodeado su vida durante los últimos meses, desde la muerte de su madre, Lucía Bosé, hasta su separación de Nacho Palau. “Aguantas hasta que todo se envenena”, le afirmaba con contundencia al presentador. Lo que nadie imaginaba era que Bosé iba también a confesar la adicción a las drogas que ha sobrellevado durante dos décadas.

Artículo recomendado

Miguel Bosé se confiesa sobre los motivos de su ruptura con Nacho Palau con Jordi Évole: "Aguantas hasta que todo se envenena"

Miguel Bosé se confiesa sobre los motivos de su ruptura con Nacho Palau con Jordi Évole: "Aguantas hasta que todo se envenena"

“Drogas, sexo a lo bestia, tabaco, sustancias… Todo”. Miguel Bosé hacía la que es, hasta la fecha, una de sus confesiones más sinceras. El cantante, en la cresta de la ola desde su nacimiento, le explicaba a Jordi Évole cómo llegó al mundo de las adicciones. “Me dio por ahí por un desamor”, aseguraba sin entrar en más detalles acerca de la relación que le hizo tocar fondo. Lo que sí quiso detallar fue la magnitud de su adicción.

“Muy enganchado, casi dos 2 gramos diarios durante 20 años, más ‘maría', extasis…”, explica Bosé. “Lo dejé todo el mismo día y al mismo tiempo subiendo las escaleras hacia un escenario”. Una recuperación más que llamativa si tenemos en cuenta que estuvo dos décadas consumiendo. “La fuerza está en la cabeza”, le respondía a Évole ante su extrañeza.

Miguel Bosé

Miguel Bosé durante su entrevista con Jordi Évole en La Sexta.

LaSexta

El testimonio de Miguel Bosé no ha dejado indiferente a nadie. Centenares de reacciones cuestionaban muchas de sus afirmaciones, tanto sobre su recuperación de las adicciones como sobre la muerte de su madre o su postura negacionista.