Tras la eterna sonrisa de Michael Bublé se esconde una de las historias más duras. El ‘crooner’ vio cómo su hijo Noah, fruto de su relación con la actriz argentina Luisana Lopilato, enfermaba de cáncer de páncreas. Una enfermedad muy agresiva, especialmente en niños, pero que por suerte ya es cosa del pasado. El pequeño ahora está completamente sano. En ‘El Hormiguero’, el canadiense se sintió tan cómodo que quiso compartir cómo fue ese proceso y servir también de aliento para todas las familias que atraviesan un momento parecido.

Artículo recomendado

La buena noticia que llena de alegría a Michael Bublé y a Luisana Lopilato

La buena noticia que llena de alegría a Michael Bublé y a Luisana Lopilato

Gracias a todos por vuestro cariño”, ha dicho emocionado en ‘El Hormiguero. “Daros las gracias por vuestro apoyo y por vuestras oraciones. La gente no sabe cuánto significa para nosotros y en momentos tan duros”. Michael Bublé y Luisana Lopilato se enfrenataron al peor de los diagnósticos con su hijo mayor, cuando este solo tenía 3 años. Noah pasó los siguientes dos años en tratamiento, visitando a los mejores médicos y con el apoyo incondicional de sus progenitores que se sintieron devastados cuando les dieron la noticia. Con el apoyo de sus seres queridos y con una fuerza mental envidiable, la familia se mantuvo optimista y confiada.

Michael buble

Michael Buble con su hijo Noah en 2013

GTRES

Ahora Noah es un un niño de 9 años completamente sano, Luisana Lopilato está embarazada del que será el cuarto hijo del matrimonio y Michael Bublé siente que su familia es lo mejor que ha creado. Siente absoluta devoción por todos ellos y los niños le parecen auténticos genios, tanto que a Noah le anima continuamente a que desarrolle su faceta musical, de la que hace gala en el último trabajo discográfico del artista, el disco ‘Higher’.

MIChael buble

Michael Buble se abraza a Pablo Motos, emocionado por el cariño recibido durante la enfermedad de su hijo

ATRESMEDIA