Ha sido el gran golpe para Lydia Lozano. La colaboradora sigue sufriendo en sus carnes el durísimo trance que tuvo que vivir tras la muerte de Juan Carlos Pérez, el que era su novio de juventud, en un fatal accidente de tráfico. “Estuve nueve meses escayolada”, le ha narrado Lydia a Bertín Osborne en su intervención en 'Mi casa es la tuya'. Un drama al que la colaboradora de 'Sálvame' ya se ha referido en el pasado y que le ha dejado importantes huellas psicológica muy difíciles de sanar...

Artículo relacionado

Todo ocurrió hace ya más de treinta años pero Lydia Lozano no puede reprimir las lágrimas cuando lo recuerda. Por aquel entonces, la periodista trabajaba en una agencia y volvía de París con el que era su novio, el paparazzi Juan Carlos Pérez. Se habían coincido un día por casualidad y entre ellos surgió el flechazo. De hecho, fue gracias a él por lo que Lydia terminó dedicándose al mundo del corazón, ya que le dio la primera oportunidad laboral.

“Caímos a un barranco porque había obras”. Lydia y Juan Carlos regresaban en coche de su viaje cuando sufrieron un brutal accidente. El paparazzi, al volante, perdió la vida en el acto mientras Lydia quedaba con la espalda rota por tres sitios y secuelas que todavía padece: se le quemó la cara, estuvo nueve meses escayolada y a consecuencia, uno de los brazos se le quedó más corto que el otro. “Él salió disparado y yo acabé con la cara en el motor”, asegura la colaboradora entre lágrimas.

Lydia Lozano Mi casa es la tuya

“La familia nunca me llamó pensando que era yo la que conducía”, se ha sincerado en su entrevista con Bertín. “Siempre pensé ¿por qué no me llama? Siempre se creyeron que yo tuve la culpa”, reflexiona ahora Lydia muy afectada. “Fueron unos borrachos”. Con el tiempo, Lydia ha ido sanando sus heridas por la pérdida de Juan Carlos aunque el dolor sigue muy presente.