Lydia Lozano ha concedido una de sus entrevistas más personales a Bertín Osborne en el regreso de 'Mi casa es la tuya'. La periodista ha hablado de su familia y de su infancia, también de su relación con Charly, su marido, y por supuesto de su trabajo como periodista. La colaboradora de 'Sálvame' es una enamorada de su trabajo y aunque muchas veces se ha visto cuestionada ha defendido, una vez más, todo lo que ha trabajado y su veteranía en el papel couché.

Artículo relacionado

"He vivido las vacas gordas de la prensa del corazón y de la televisión. He vivido la época dorada, estaba en un montón de programas la misma semana", ha contado Lydia a Bertín. La periodista no ha tenido ningún problema en decir alto y claro: "He ganado mucho, mucho, muchísimo dinero".

Lydia Lozano ha desvelado que cuando entró a trabajar en una agencia en la que se encargaba de escribir los textos sobre temas muy punteros del mundo del corazón llegó a cobrar "un verdadero pastizal" por reportaje: "Por mi primer reportaje me pagaron 75.000 pesetas... Mis padres empezaban a preocuparse", ha recordado entre risas. "Se pagaba mucho dinero, se vendió el primer beso de Chabeli por 10 millones de pesetas, y yo por escribirlo me llevaba ¡un millón!".

Lydia Lozano entrevista

"Qué tiempos", ha dicho Lydia nostálgica, que ha confesado que echa de menos la prensa del corazón más clásica. "Hay una vorágine por 'Gran Hermano' o 'La isla de las tentaciones' y echo de menos a personajes importantes, a gente vivida en los platós", ha dicho Lydia sobre los contenidos que actualmente trata en 'Sálvame', y ha añadido: "este verano, por ejemplo, hemos tenido el divorcio de Paloma Cuevas y Enrique Ponce y aunque me ha dado pena por la familia me dije 'una noticia del corazón'. "Echo de menos un Deluxe con personajes como Carmen Ordóñez, Lola Flores o una Rocío Jurado...", ha explicado.